Para quienes buscan reclutar empleados, LinkedIn es la base de datos de profesionales más poderosa del mundo (tiene 200 millones de miembros), y para quienes buscan obtener un trabajo, por lo tanto, la mejor fuente de nuevas oportunidades, conecciones y referencias. Por el tamaño de información de la red social, los empleadores tratan de […]

  • 11 febrero, 2013

 

Para quienes buscan reclutar empleados, LinkedIn es la base de datos de profesionales más poderosa del mundo (tiene 200 millones de miembros), y para quienes buscan obtener un trabajo, por lo tanto, la mejor fuente de nuevas oportunidades, conecciones y referencias.

Por el tamaño de información de la red social, los empleadores tratan de encontrar exactamente lo que están buscando, por lo que la manera en que una persona construye su perfil y sigue el procedimiento de búsqueda de trabajo puede ser crucial para obtener o quedar fuera de una oferta laboral.

Aquí, 5 áreas a las que los candidatos necesitan prestar atención:

1) Lee la descripción del trabajo: Quienes están buscando contratar a alguien dedican mucho tiempo en definir los requerimientos del cargo. Tómate el tiempo de adaptar tu CV en esas áreas que calzan más con lo que las compañías están buscando.

2)  Preocúpate de tu carta de presentación: En ella tienes que dejar en claro por qué eres el candidato ideal para tal puesto. Es importante convencer al empleador por qué razón vale la pena invertir su tiempo en tu resumen y experiencia. Hay que ser específico, las ideas generales no sirven para estos casos.

3) Ten claro qué es lo que el empleador va a revisar: Si una empresa encuentra a alguien que le gusta, de seguro, se tomará tiempo en chequear el perfil de esa persona, por lo que es muy importante ser muy cuidadoso con respecto a qué aparece y qué no.

4) Sácale provecho a tus mejores cartas: Las empresas que captan empleados usan palabras claves para encontrar currículos. Los lugares donde estudiaste, los tipos de habilidades que tienes, tus logros y los reconocimientos obtenidos son muy importantes. También puede ayudar el número y tipo de conexiones o referencias que tienes.

5) Se directo: Siempre hay que evitar los resúmenes confusos o muy largos. El CV es bueno para hacerse una idea de cómo es la persona y qué tipo de experiencia tiene, pero llegar a la tercera página es demasiado.

Para acceder al artículo completo entra a Forbes.