El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo y la OMS en 2016 estimó que la cifra de nuevos casos se incrementará en 70% en los próximos 20 años

  • 4 febrero, 2019

El cáncer es un problema de salud mundial, siendo una de las principales causas de  mortalidad en el mundo. Según la Organización Mundial para la Salud (OMS), en el mundo viven más de 32 millones de pacientes con cáncer y cada año se suman algo más de 14 millones, mientras alrededor de 8,8 millones muere (aproximadamente 15% de las muertes del mundo) .

En Chile 1 de cada 4 muertes es causada por tumores, falleciendo más de 26 mil personas al año por esta causa.

Usando datos de Isapres proyectadas a toda la población, se estima que en Chile sobre 100 mil personas padecen cáncer (en tratamiento o post tratamiento), pudiendo incorporarse anualmente algo más de 50 mil nuevos pacientes. Por su parte, las estadísticas oficiales disponibles hablan de cifras de nuevos pacientes entre 30 mil a 35 mil nuevos pacientes al año.

El envejecimiento es un factor fundamental en la aparición del cáncer, porque se van acumulando factores de riesgo, y es lo que explica el aumento de esta enfermedad tanto en Chile como en el mundo. Por lo tanto, en la medida que la expectativa de vida aumente y la población chilena siga envejeciendo, sólo podemos esperar que la aparición de cáncer siga incrementándose.

Aprovechando que hoy celebramos el día mundial contra el cáncer te compartimos 10 consejos que pueden ayudar a prevenirlo.

  1. Siguiendo una alimentación sana y variada. Los que consumen más frutas y verduras tienen índices de mortalidad de hasta el 30% menos que los que consumen pocas. Se ha visto que la dieta rica en vegetales protege contra tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares, y diabetes entre otras. Se recomienda:
    • Mínimo 5 raciones de fruta y verdura al día, incluyendo legumbres.
    • Consumir productos de granos enteros (integral) en vez productos refinados.
    • Minimizar el consumo de carne, sobretodo roja y procesada.
    • Evitar bebidas azucaradas, comida procesada, o con alto contenido en sal.
  1. Practicando ejercicio físico cada día. El ejercicio físico es un factor protector de algunos cánceres como el de colon. 30 minutos diarios, o 60 para los niños. Para incorporarlo en la rutina diaria, unas opciones pueden ser:
  • Caminar media hora a paso rápido.
  • Bajar unas paradas antes del metro o autobús y hacer el resto del trayecto a pie (no apto para tardones).
  • Moverte en bicicleta.
  • Practicar deportes como nadar, running, pádel o cualquier otro.
  • Y sobre todo, aunque sea muy cómodo, evita estar sentado todo el rato.

 

  1. Vacunándonos, y vacunando a nuestros hijos. Es muy importante estar al día de las vacunas que nos toquen. Por ejemplo la vacuna para protegernos de la hepatitis B (en recién nacidos, o después si no la llevamos), y la del papiloma (en niñas o mujeres), ya que ambas infecciones pueden provocar cáncer. Estas vacunas tienen un alto perfil de seguridad.

 

  1. Haciendo las pruebas de detección precoz del cáncer. En determinados cánceres es crucial que se detecte cuanto antes mejor. Por ejemplo:
  • Mamografía de los 50 a los 69 años para el cáncer de mama.
  • Citología o prueba del VPH cada 3-5 años para el cáncer de cérvix.
  • Prueba de sangre oculta en heces de los 50 a los 69 años para el cáncer de colon.

 

  1. Si eres mujer: Intenta dar pecho a tus hijos ya que reduce tu riesgo cáncer. Consulta muy bien a tu médico antes de tomar terapia hormonal sustitutiva ya que se ha asociado al riesgo de algunos cánceres.

 

  1. Evitando el tabaco. Es más que conocido que fumar da lugar a muchos cánceres y otras enfermedades. Entonces ¿por qué seguimos practicando un hábito tan perjudicial? Una vez se empieza cuesta mucho salir de ahí debido a que la nicotina es muy adictiva.   Para los fumadores empedernidos, el tabaco es la mayor causa de cáncer y de muchas otras enfermedades, incluidas la impotencia sexual y daños en el feto de mujeres embarazadas.

 

  1. Limitando el consumo de alcohol. Las bebidas alcohólicas incrementan el riesgo de varios cánceres, sobretodo de cabeza y cuello, esófago, e hígado, pero también el de mama y colon. Mejor moderar el consumo a 1 copa (si eres mujer) o 2 (si eres hombre) máximo al día. Aunque lo mejor para el cáncer sería no beber en absoluto.

 

  1. Evitando el exceso de peso. Si seguimos los consejos 1 y 2, debería ser más fácil conseguir éste.  Es recomendable moderar la ingesta de calorías y eliminar los alimentos con muchas grasas, sobretodo de origen animal.

 

  1. Protegiéndonos del sol. Esto es muy importante sobre todo en los primeros años de vida. Las quemaduras de niño se reflejarán en el cáncer de piel de adultos. Protegerse con crema solar y evitar las horas de máxima intensidad solar es necesario, sobre todo en niños.

 

  1. Protegiéndonos en el trabajo de cualquier sustancia nociva. Solicita por escrito en el servicio de prevención de riesgos laborales si tu empresa utiliza algún agente cancerígeno y cuáles son las medidas que debes tomar, y la empresa debe facilitarte todo el material y logística para poder tomar dichas medidas. Sigue siempre las medidas de protección, y nunca mezcles la ropa del trabajo y la normal en la lavadora.

 

Fuente: Blog mejor sin cáncer