Según un informe de la National Oceanic and Atmospheric Administration de EEUU, los granos de cacao podría dejar de existir en 2050 debido al cambio climático. Triste, pero cierto. El cacao solo crece bien en una estrecha franja de cultivos situados 20 grados por encima y por debajo del ecuador, en terrenos protegidos del viento, […]

  • 15 enero, 2018

Según un informe de la National Oceanic and Atmospheric Administration de EEUU, los granos de cacao podría dejar de existir en 2050 debido al cambio climático. Triste, pero cierto.

El cacao solo crece bien en una estrecha franja de cultivos situados 20 grados por encima y por debajo del ecuador, en terrenos protegidos del viento, con temperaturas estables, mucha humedad, abundante lluvia y una tierra rica en nitrógeno.

Costa de Marfil y Ghana producen más del 50% de todo el cacao mundial y, si todo sigue como hasta ahora, para 2050 su temperatura habrá aumentado más de 2ºC, con lo que sus áreas de cultivo óptimas se reducirán considerablemente.

Ahora bien, la situación puede arreglarse con un poco de planificación, ya que la principal amenaza para el cacao no son en sí las altas temperaturas, sino la sequedad del terreno.