Comenzaron transportando equipos y personal para actividades mineras pero detectaron un nicho en el turismo. Hoy, Ecocopter ofrece recorridos en helicóptero dentro y fuera de Santiago; todos, acompañados de la mejor cocina nacional y, por cierto, rodeados de imponentes paisajes.

  • 7 agosto, 2008


Comenzaron transportando equipos y personal para actividades mineras pero detectaron un nicho en el turismo. Hoy, Ecocopter ofrece recorridos en helicóptero dentro y fuera de Santiago; todos, acompañados de la mejor cocina nacional y, por cierto, rodeados de imponentes paisajes.

Comenzaron transportando equipos y personal para actividades mineras pero detectaron un nicho en el turismo. Hoy, Ecocopter ofrece recorridos en helicóptero dentro y fuera de Santiago; todos, acompañados de la mejor cocina nacional y, por cierto, rodeados de imponentes paisajes.

 

 

En esta época invernal, muchos aprovechan las bajas temperaturas y suben a las alturas cordilleranas. Las ganas siempre están, pero al pensar en el traslado a veces éstas no son suficientes… y las cosas cambian. Ante esto, nada mejor que explotar la veta aventurera y moverse en helicóptero.

Hace cinco años Ecocopter, propiedad del empresario Eduardo Ergas, se especializó en entregar servicios aéreos de logística y transporte de carga para actividades mineras y geológicas en general.

Pero el cielo entrega una infinidad de posibilidades, idea que se ve reflejada en su lema “The sky’s no limit”. Con el ánimo de explotar nuevas opciones de negocios, la empresa comenzó a ofrecer una oferta de paquetes turísticos VIP, los que –a diferencia de los ofrecidos por las agencias de viajes– tiene la ventaja de que para un helicóptero hay bastantes pocas limitaciones respecto de dónde ir. De este modo, es posible visitar la alta cordillera de los Andes, descubrir sus rincones inexplorados y recorrer su hermosa y singular geografía, visualizar la capital desde el aire, observar los glaciares andinos o conocer lo mejor de las cepas nacionales sobrevolando la afamada Ruta del Vino de Casablanca, entre otras opciones. Además, todos los paquetes cuentan con un almuerzo de alto nivel, que contempla desde cordero al palo hasta camarones y considera asimismo las posibles peticiones del cliente por 750 a 3700 dólares, aproximadamente.

Hoy, el negocio tiene aspiraciones de volar incluso más alto. Este año aumentaron la flota, pasando de cuatro a siete aeronaves de origen francés. Las adquisiciones de equipamiento permiten, a juicio de la jefa de Turismo de Ecocopter, Cecilia Petrinovic, abarcar un mayor número de clientes y agregar nuevos servicios. La seguridad es un tema de gran importancia. De hecho, todos los pilotos tienen un promedio de 3.000 horas de vuelo.

Durante 2008, la firma ha logrado captar a un número creciente de clientes, en su mayoría turistas extranjeros que buscan el mejor y más completo servicio. Uno de los próximos pasos de esta empresa será incorporar un recorrido por el valle de Colchagua. Las potencialidades futuras son grandes, en particular si se piensa que a bordo de un helicóptero cualquier destino es posible…