En marzo el catálogo de propiedades de Christie’s –la famosa casa de subastas– incluyó por primera vez lugares en Chile. Hoy nuestro país es un destino completamente exótico para este tipo de inversiones no tradicionales.

  • 19 octubre, 2007

En marzo el catálogo de propiedades de Christie’s –la famosa casa de subastas– incluyó por primera vez lugares en Chile. Hoy nuestro país es un destino completamente exótico para este tipo de inversiones no tradicionales. Por Javiera Moraga.

 

Denise Ratinoff está cosechando los frutos que sembró hace 14 años. “Abrí la oficina de Christie’s en Santiago y debido a la buena acogida que tuvimos de parte de un público culto y un periodismo que entendió a qué perfil apuntábamos, las autoridades de Christie’s que manejan la filial de Great Estates decidieron abrir una oficina de propiedades en Santiago”, explica.

 

Para ello, Denise Ratinoff buscó a los expertos en el tema y como afiliados a los corredores de propiedades Cruz Reymond, cuyos socios son Carlos Cruz y Cristián Reymond. La idea era buscar gente que apuntara a la misma visión de Christie’s: confianza y calidad.

 

Atentos al llamado de la casa de subastas comenzaron a ubicar propiedades únicas en Chile. Así es como están desarrollando con mucha fuerza la Patagonia, muy demandada por los extranjeros, los que están apostando por bienes naturales, como glaciares, islas, lodge de pesca, parques acuáticos y bosques nativos.

 

El hecho de que Christie’s haya ingresado a Chile bajo estos parámetros permite fiscalizar los precios y llevar las propiedades a valor real, evitando así que se vendan a cualquier precio. Seleccionar no es un tema fácil:

 

-Las propiedades deben ceñirse a un criterio de Christie’s y tener algún sello especial- explica Carlos Cruz. Desde que se abrió la sucursal de Christie’s Great Estates en Chile a Cruz Reymond les han llegado diversas propiedades, pero no todas han cumplido con los parámetros exigidos por la filial:

 

-Está llegando gente que está comprando en zonas de Chile por diferentes motivos. Algunos lo hacen para proteger, otros para tener. Incluso hay quienes quieren hacer su propio lodge de pesca.

 

Y también están los que quieren jubilar, vender todo su patrimonio y pasar el resto de su vida en un lugar exótico- añade Cristián Reymond.

 

Lo cierto es que estar en el catálogo Christie’s Great Estates es un lujo, ya que sin exagerar la revista tiene un tiraje de 85 mil ejemplares y está en las oficinas, hoteles y lugares más top del mundo.

 

En el sitio web de Christie’s Great Estates ya se han publicado 14 propiedades que están a la venta en Chile. Los interesados provienen de países como China, Estados Unidos, Inglaterra y hasta Rusia. Sin dejar de lado Chile.

 

 

 

1. Pureza valdiviana

 

En Panguipulli se ubica esta propiedad cuya inspiración está en los planos arquitectónicos de las casas alemanas levantadas en el siglo XIX en la ciudad de Valdivia. Está situada sobre lomas que permiten contemplar el volcán Villarrica y bordea 170 metros de la orilla del lago. El jardín tiene más de tres mil árboles nativos y en las 15,7 hectáreas hay lagunas, puentes, invernadero, huerta, y casa de alojados. El jardín tiene esculturas de piedra traídas directamente de Italia. En el interior priman las lámparas y los muebles europeos de campo, combinados con los muros revestidos en linos ingleses estampados. La cocina a leña es otro de los grandes atractivos. La propiedad se construyó en 1992. Es la primera que destacó la revista Christie’s Great Estates.

 

 

2. Isla en Puyehue

 

Esta isla tiene cerca de 10 hectáreas y se la conoce como Isla de los Ciervos, porque su propietario compró algunos ejemplares y los llevó a vivir al lugar. Hoy tiene dos clases de ciervos, que nadan y cruzan a las dos islas vecinas. El lugar tiene la particularidad de estar ubicado frente a las Termas de Puyehue. La zona es especial para la pesca con mosca, la navegación y los deportes extremos. En la isla hay cabañas con una capacidad de seis dormitorios. El precio es de 1,2 millones de dólares y se puede compartir entre dos socios. En todo caso, comprar islas está de moda así que de seguro no faltarán los interesados. Sobre todo con las especies de pájaros y la increíble vegetación que hay en el lugar, además de la espléndida vista a los volcanes.

 

 

3. Patagonia full

 

¿Se imagina tomando agua extraída directamente desde un glaciar? Pues bien, esta propiedad situada en plena Patagonia cumple con ese y otros requisitos. Está ubicada en la Región de Aysén, específicamente en la orilla del Lago General Carrera considerado el segundo más grande de América del Sur. Son 595 hectáreas de paisaje natural insuperable, ciento por ciento virgen y cuya vista a la cordillera y a los glaciares emocionan a cualquiera. También dispone de una gran cantidad de ríos que permiten hacer rafting. El 2006 se construyó una casa rústica de 140 metros cuadrados, que es utilizada como un refugio para apartarse completamente de la civilización y envolverse en la naturaleza. El precio que fijó Cruz Reymond y Christie’s Great Estates es de 1,8 millones de dólares.

 

 

4. El Arrayán

 

Es una casa totalmente aislada que se ubica entre los cerros del Arrayán, en las faldas de la Cordillera de Los Andes. Tiene aproximadamente 800 metros construidos y casi tres hectáreas de terreno. Dispone de cinco dormitorios, cada uno con terraza propia y una vista privilegiada. El jardín es amplio, encumbrado y con caminos de piedra para recorrer el paisaje. Además tiene una magnífica cancha de tenis, piscina y spa. Esta propiedad está a solo 45 minutos de los centros de ski más importantes de Santiago. La casa fue construida el 2005 y tiene dos pequeñas cabañas para huéspedes. Su valor es de 2,6 millones de dólares. Fue la segunda propiedad que se publicó en la revista Christie’s Great Estates.