Las sanciones forzarán también el retorno de todos los ciudadanos norcoreanos que trabajan fuera de su país

  • 26 febrero, 2018

El Consejo de la Unión Europea (UE) anunció hoy el refuerzo de las sanciones que impone contra Corea del Norte, particularmente en materia petrolera y comercial, para alinear su respuesta a ese régimen con las medidas que recoge la última resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas al respecto.

Las sanciones, impulsadas por Estados Unidos y respaldadas de forma unánime por el resto del Consejo de Seguridad de la ONU, incluidos China y Rusia, fueron impuestas en diciembre de 2017 en respuesta al lanzamiento por parte de Corea del Norte de un misil balístico que podría golpear cualquier punto de Estados Unidos.

Las medidas de castigo anunciadas entonces y que la UE incorpora hoy a su lista suponen la restricción de las exportaciones de productos petroleros refinados, reduciendo de 2 millones a 500.000 el número de barriles de gasolina, diésel y otros combustibles que pueden entrar en el país.

En el ámbito comercial, el texto restringe igualmente las importaciones que Corea del Norte puede realizar de productos alimentarios y agrícolas, maquinaria, equipos eléctricos y madera, entre otros materiales.

También limita las exportaciones al país de todos los tipos de maquinaria industrial, vehículos de transporte, hierro, acero y otros metales.

En materia marítima, se imponen medidas restrictivas contra navíos en el caso de que haya “suficientes razones para creer” que una embarcación se ha visto involucrada en violaciones de leyes de Naciones Unidas.

Las sanciones forzarán también el retorno de todos los ciudadanos norcoreanos que trabajan fuera de su país, unas 100.000 personas asentadas principalmente en China y Rusia y que, según EEUU, generan al régimen unos US$ 500 millones.

De acuerdo con el texto, estas personas tendrán que volver a territorio norcoreano en los próximos dos años.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.