El día de ayer, miles de personas se manifestaron en contra de las reformas. Las manifestaciones fueron convocadas por el sindicato PAME, cercano a los comunistas, y el de los empleados públicos ADEDY bajo el lema “Contra las salvajes medidas de ahorro”, informó la radio estatal (ERT). Las críticas también estaban dentro del Parlamento, en […]

  • 23 julio, 2015

tsipras

El día de ayer, miles de personas se manifestaron en contra de las reformas. Las manifestaciones fueron convocadas por el sindicato PAME, cercano a los comunistas, y el de los empleados públicos ADEDY bajo el lema “Contra las salvajes medidas de ahorro”, informó la radio estatal (ERT).

Las críticas también estaban dentro del Parlamento, en los 39 diputados de la unidad de Syriza a quienes el primer ministro Alexis Tsipras les reconvino por criticarle sin ofrecer alternativas.

“Si algunos creen que un plan alternativo de izquierdas es el plan Schäuble, coger la reserva de billetes del Banco Central Europeo (BCE) o pagar a los pensionistas con papeles ‘IOU’ en lugar de con sus pensiones, que lo expliquen al pueblo griego y que dejen de ocultarse detrás de mi propia firma“, destacó Tsipras en una reunión con su equipo.

Los cambios en el código civil que se votarán el día de hoy persiguen acelerar los procesos judiciales y reducir sus costes. La medida más polémica, que ha provocado la reacción de abogados y jueces, es la eliminación de los testigos en los juicios civiles, de modo que los jueces deberán examinar los casos solo en base a los documentos que presenten las partes implicadas.

Otro punto es la introducción de medidas que facilitan las subastas de viviendas cuando el banco las embarga por impago de la hipoteca. El precio del que partirá la subasta será el valor en el mercado del inmueble en el momento del embargo y no su valor objetivo, que lo fija el Ministerio de Finanzas para calcular los impuestos correspondientes a cada propiedad.

Revise el artículo completo en El País.