Luego del tiroteo el 14 de febrero, este tema se ha hecho más presente que nunca.

  • 21 febrero, 2018

El presidente de EEUU dijo ayer que su gobierno podría prohibir los accesorios que hacen más rápidas a las armas automáticas. “Hace pocos momentos firmé un memorando que ordenaba al fiscal general proponer regulaciones para prohibir todos los aparatos que convierten armas legales en ametralladoras”, dijo Trump durante un evento en la Casa Blanca.

La medida no pasaría por el Congreso, donde un proyecto de ley para prohibir los aparatos conocidos como “bump stocks” ha permanecido estancado desde una masacre de octubre en Las Vegas en la que murieron 58 personas.

La decisión enfrenta a Trump con grupos poderosos que defienden el derecho a la propiedad de armas, como la Asociación Nacional del Rifle.

Poco antes la Casa Blanca dijo que el mandatario consideraría elevar la edad mínima para comprar un fusil de asalto, como el utilizado la semana pasada en el tiroteo de Florida.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.