Expresidente de Brasil podrá apelar y aún buscará la reelección. Fallo llevó al Bovespa a su máximo histórico.

  • 25 enero, 2018

A más de mil kilómetros de la corte que revisaba un proceso crucial para su futuro político, el expresidente de Brasil Luiz Inácio “Lula” da Silva tuvo ayer una jornada casi normal de campaña por la presidencia del país que gobernó durante ocho años.

Pero, mientras estaba en el centro de Sao Paulo, lejos del tribunal de Porto Alegre que lo juzgó por más de nueve horas, el exmandatario sufrió un duro revés: los magistrados confirmaron por unanimidad el fallo que lo declaró culpable de corrupción y lavado de dinero en el esquema de sobornos de la petrolera estatal Petrobras.

La corte fue más allá. También de manera unánime, el cuerpo colegiado decidió aumentar la pena contra la carta electoral del Partido de los Trabajadores (PT) de nueve años y medio de prisión a doce años y un mes.

La sentencia es apelable ante la Corte Suprema. Tras el fallo, el líder del PT y exgobernador de Bahia, Jacques Wagner, manifestó que “vamos a continuar trabajando para probar la inocencia del presidente Lula”.