A José Manuel Entrecanales prácticamente no lo conocía nadie en Chile, con excepción de ejecutivos de la colonia española. Encumbrado ahora como presidente de Endesa España esas tímidas redes adquirieron un valor inesperado, porque algunos de sus contactos podrían llegar incluso al directorio de las filiales en el país. 

  • 30 noviembre, 2007

A José Manuel Entrecanales prácticamente no lo conocía nadie en Chile, con excepción de ejecutivos de la colonia española. Encumbrado ahora como presidente de Endesa España esas tímidas redes adquirieron un valor inesperado, porque algunos de sus contactos podrían llegar incluso al directorio de las filiales en el país. Por Sandra Burgos.

Dicen que ha prometido visita y que es altamente probable que en las próximas semanas aterrice en Chile. Se trata de José Manuel Entrecanales (44), un destacado empresario español (ver recuadro) que este año ascendió al máximo nivel en los círculos de poder hispano.

La visita genera expectación entre varios personajes del mundo eléctrico y del empresarial en general. Y no es para menos, dado que se prevé que en este, su cuarto aterrizaje en Chile, podría dar señales de los cambios que tiene preparados para Chilectra, Endesa y Enersis. No tanto a nivel operativo, sino más bien en la conformación de los directorios.

Porque así como colocó a dos hombres de su plena confianza en el consejo de administración de Endesa España apenas tuvo el respaldo suficiente de acciones, se estima que en Chile –donde opera prácticamente el core business de la eléctrica en Latinoamérica– hará lo mismo en algunos directorios. ¿Quiénes podrían ser esas cartas? Dicen que sus cercanos en el país se cuentan con los dedos de una mano, pero lo claro es que necesita mover fichas y poner a gente de su confianza.

Porque en España se comenta que José Manuel Entrecanales es un tipo bastante especial y desconfiado, que escucha consejos, pero opta por seguir sus ideas. Cuando Acciona y Enel asumieron el control de la eléctrica, se dijo que el entonces presidente del grupo, Manuel Pizarro, mantendría su cargo por un período de transición. Por el contrario, fue el primero en salir desplazado por Entrecanales.

También se dijo que no haría grandes cambios en la plana ejecutiva y, si bien mantuvo a Rafael Miranda como consejero delegado, desde España apuestan a que –como dicen los españoles– “no le quedan muchos telediarios (noticieros)” por delante. De hecho, el primer movimiento que hizo el empresario fue nombrar como director general adjunto a la presidencia a Esteban Morrás, ex consejero delegado de Acciona Energía, quien también se convertirá en el nuevo director general de Estrategia de Endesa España, asumiendo ambos cargos de forma simultánea.

Errázuriz, el chileno conocido

“José Manuel Entrecanales pertenece a una clase social muy particular, que es la de los empresarios poderosos que comparten una especie de logia, con conocidos en todos los sitios del mundo”, explica desde España un conocedor de la familia, por lo cual agrega que en Chile debería haber más de algún hombre de negocios que calce con las redes del grupo.

Y sí los hay. Uno de los personajes que ha tenido contacto con Entrecanales es Juan Eduardo Errázuriz, accionista de Sigdo Koppers y Viña Tarapacá.

El empresario se vislumbra como uno de los serios aspirantes a ocupar un sillón en las filiales de Endesa España en Chile, algo con lo cual el propio Errázuriz hace bromas en los círculos empresariales.

Entrecanales conoció a Errázuriz a través de los Bergé, una reconocida familia española, socia del empresario chileno en SK Bergé. Dicen que Fernando D’Ornellas fue quien le sugirió a Entrecanales que se reuniera con Errázuriz en sus primeras visitas a Chile. D’Ornellas es consejero delegado de Bergé Automoción, el mayor importador español de automóviles, cuya matriz, el grupo Bergé –un conglomerado de 80 firmas presente en los sectores de la industria, transporte marítimo y logística–, factura 2.100 millones de euros anuales.

Y D’Ornellas –que fue primer ejecutivo de Chrysler Jeep España– es amigo de la infancia de José Manuel Entrecanales. Comparten aficiones deportivas –se comenta que son asiduos jugadores de golf en el prestigioso Club de Cádiz Los Arcos Gardens– y también temas de negocios.

Entrecanales siguió los consejos de su amigo. La primera vez que aterrizó en Chile (en 2001), en el marco del inicio de las obras de la autopista Vespucio Sur –donde Acciona participa en la propiedad–, los empresarios se reunieron en el lobby del hotel donde se hospedaba Entrecanales y quedaron en analizar posibles negocios conjuntos. El segundo encuentro de Entrecanales y Errázuriz fue en la inauguración de la autopista Vespucio Sur, oportunidad donde volvieron a conversar con la finalidad de materializar lo que hasta ese momento habían sido buenas intenciones.

El interés por concretar alguna operación con el grupo hispano quedó en la mente de Juan Eduardo Errázuriz, quien al cabo de un tiempo viajó a España, movido por el interés de conocer la experiencia de Acciona en energías renovables no convencionales y el desarrollo del biodiesel. En esa oportunidad, además de reunirse con Entrecanales, el empresario chileno estuvo en Madrid y Pamplona conociendo los proyectos del grupo.

El último aterrizaje de Entrecanales en Chile se produjo en octubre del año pasado, cuando fue premiado por la Cámara de Comercio Española como empresario del año. En esa oportunidad también habría tomado contacto con Errázuriz, esta vez movido por la experiencia que el empresario chileno tuvo en el sector eléctrico, ya que antes de que Endesa España tomara el control de la compañía, Errázuriz era el vicepresidente de Endesa Chile, en la misma época en que José Antonio Guzmán era su presidente.

Los contactos no habrían quedado allí, ya que un cercano a Juan Eduardo Errázuriz comenta que en las últimas semanas al menos una conversación telefónica han sostenido.

Contactos por el polo

También se especula sobre otros personajes de la fronda empresarial chilena que tendrían vínculos con José Manuel Entrecanales. Uno de ellos es Julio Antonio Bouchon Sepúlveda, dueño de la Viña J.Bouchon. El empresario es un reconocido hombre del mundo del vino, que después de cursar agronomía en la Universidad de Chile, donde se graduó en 1964, partió a Francia para estudiar enología en la Universidad de Burdeos, oportunidad en que tuvo como tutor a Emile Peynaud, considerado uno de los mejores enólogos del siglo pasado.

Bouchon también es accionista y director de Piedra Roja, urbanización ubicada en Chicureo, lugar que fue el escenario de su encuentro con Entrecanales, ya que ambos compartieron en su última visita a Chile un partido en las canchas de golf del complejo. Deporte que no sería la única conexión entre ambos, porque también comparten una notable afición por el polo.

{mospagebreak}

El hombre Acciona en Chile

Si se busca a los hombres cercanos a Entrecanales en Chile, no se puede dejar de lado a Roberto Redondo. El ingeniero español, director general corporativo de Acciona para Chile y Brasil, lleva cerca de trece años en el país.

Redondo llegó a Chile como representante de Cubiertas, una empresa de infraestructura que, tras un proceso de fusión, dio vida a Acciona. El ejecutivo, que desde el año 2005 es director general corporativo, aterrizó en Chile a cargo del negocio de infraestructura, el cual se fue expandiendo a otras áreas como la energía, cuando José Manuel Entrecanales tomó la presidencia de Acciona, el mismo cargo que hasta ese momento ejercía su padre, José María Entrecanales.

Roberto Redondo ha estado en todos los grandes proyectos de Acciona en Chile, Brasil y en Argentina, país que el conglomerado español abandonó en plena crisis político económica. Sus años en el país lo han llevado a ser un gran conocedor del modus operandi local, desarrollando nexos con el mundo económico y gubernamental, ya que además de ser el hombre de Acciona en Chile, también es vicepresidente de la Cámara de Comercio Española y director de Copsa.

Su último desafío ha sido ingresar al negocio de las energías renovables, lo cual también le ha llevado a generar nexos con el mundo de la energía, sector que conoce desde su época de ingeniero en España, ya que allí participó en la construcción de centrales térmicas y nucleares.

Por todo este currículo, Redondo también se postula como uno de los hombres con los que podría contar Entrecanales para marcar su presencia en las filiales chilenas de Endesa. Pero como dicen en España, nadie sabe a ciencia cierta a quién recurrirá para estos fines. “José Manuel tiene una idea clarísima y es que para que algo no se sepa, no se lo cuenta a nadie”, sentencian.

José Manuel, el tercero de la dinastía

Descendiente de una dinastía de empresarios, José Manuel Entrecanales asumió la presidencia de Acciona a comienzos de 2004 –cargo que mantiene–, cuando su padre José María se retiró de los negocios y cedió su lugar a la tercera generación.

El joven empresario, que en esa época alcanzaba apenas los 40 años, siguió el camino iniciado por su abuelo José, quien en 1931 estableció las bases de la fortuna familiar, con la creación de la constructora Entrecanales y Távora.

Licenciado en economía, José Manuel llegó al cargo con un currículo a prueba de cualquier comentario que pudiera calificarlo de “hijo de”. Sus primeros retos profesionales los dio en Londres, en Merrill Lynch, tras lo cual se trasladó a Nueva York, donde fue miembro del Consejo de la Cámara de Comercio España-EE.UU., así como de Loehmann’s Inc. y Sefinco Ltd. Su vida de hombre de empresa se intensificó cuando comenzó a ocupar distintos puestos en firmas como Entrecanales y Távora (actual Acciona, después de la fusión con Cubiertas y Mzov), Bestinver, Banco 21, Banco Gallego, Infilco, Ineuropa, Eólica del Xistral y Airtel. Esta última fue vendida a Vodafone, empresa de telefonía móvil e Internet, de la cual José Manuel es presidente desde el año 2001, cargo que dejará en enero de 2008. Porque ahora su reto es conducir en los próximos cinco años los destinos de Endesa, donde asumió como presidente ejecutivo.