No están en las calles, pero movilizan a través de distintas instancias a miles de jóvenes en espacios de debate y discusión. A la fecha son varios los encuentros que han impulsado, en los que han participado empresarios, economistas y políticos de la talla de Jorge Errázuriz, Andrés Olivos y Pablo Longueira.

  • 28 mayo, 2008

 

 

 

No están en las calles, pero movilizan a través de distintas instancias a miles de jóvenes en espacios de debate y discusión. A la fecha son varios los encuentros que han impulsado, en los que han participado empresarios, economistas y políticos de la talla de Jorge Errázuriz, Andrés Olivos y Pablo Longueira.

 

Estos chicos sí que se las traen. Dicen ser la generación de transición y que, más allá de tener aspiraciones políticas, su gran ambición –por el momento es “mover” a los jóvenes e integrarlos a la discusión de los grandes temas, como la libertad de enseñanza y el derecho a la vida. En suma, remarcan, la idea es dejar atrás el estigma del “no estar ni ahí”.

Quienes encabezan esta búsqueda son Manuela Errázuriz, Eduardo Gomien, Jorge Acosta y Julio Isamit; este último, el mismo que lideró el movimiento estudiantil patentado como la Revolución Pinguina. Fue precisamente su participación en esa acción la que lo llevó a crear la agrupación Jóvenes por Chile, que reúne a estudiantes secundarios de colegios públicos. Su objetivo –cuenta es impulsar una labor formativa, porque “queremos aumentar el nivel de la discusión de temas vinculados con nuestra sociedad; principalmente, a través de seminarios y charlas de destacados personajes del mundo público”.

Para ello, junto a un grupo de 30 personas que hasta ahora se han inscrito, prácticamente han dejado los pies en la calle buscando auspicios y donaciones. Y en esto no les ha ido nada de mal. Ya van varios seminarios realizados en Santiago y Viña del Mar, que han congregado a más de mil personas por encuentro y han sido respaldados por entidades educacionales como las universidades Católica, Pedro de Valdivia y del Desarrollo, descartando de plano cualquier vinculación con partidos políticos.

Pero no sólo se trata de iniciativas orientadas a grandes masas. Eduardo Gomien (19) también desde este año decidió crear un círculo más pequeño denominado Política & Sociedad, cuya idea es reunir en espacios más íntimos a líderes políticos, sociales y empresariales con selectos grupos de estudiantes universitarios de diferentes casas de estudios.

A la fecha ha realizado cinco encuentros, en los que han participado personajes como Jorge Errázuriz, socio de Celfin Capital; el vicepresidente ejecutivo de Parque Arauco, Andrés Olivos; el abogado Roberto Guerrero; el economista chileno y miembro del parlamento sueco Mauricio Rojas y el senador (UDI) Pablo Longueira. Encuentros en los que cada uno de ellos expone sus experiencias y visiones de la economía, la política y la sociedad civil.

En otro frente está Acción País. La cara de este movimiento es Jorge Acosta (22), estudiante de Medicina de la Universidad Católica que no tiene otro objetivo que impulsar proyectos vinculados con la acción social. “Lo que pretendemos es cubrir un determinado sector de la población y entregarle una ayuda continua, que no apunte sólo a levantar una mediagua, sino que a compartir con ellos, y apoyarlos en temas como su educación y salud, pero en forma constante”, explica.

Las mujeres no se quedan atrás. Manuela Errázuriz (19) se sumó a este colectivo tras crear la agrupación Chile 2021, que tiene como objetivo reunir a estudiantes de colegios particulares y generar “una mirada más crítica” de los temas sociales en este círculo. Y es que esta joven estudiante de Ingeniería Comercial de la Universidad Católica está convencida de que en la próxima década son ellos los llamados a liderar el cambio y necesitan estar preparados para construir el futuro de Chile.