La presidenta de la Fundación Luksic se incorporó al “Compromiso País” de Alfredo Moreno y armó un grupo en Quiñenco para que la apoye. Se reconoce cercana a Evópoli, cuenta que le hubiese gustado participar en las empresas del grupo, pero que el suyo –como otros de la época– era “machista” y que está peleando para que en la tercera generación eso no ocurra. Sobre su hermano Andrónico, asegura: “Hoy, los empresarios son más valorados y quizás él ha tenido un aporte con su tema del Twitter”.

  • 25 octubre, 2018