El presidente de Rusia, Vladimir Putin, reaccionó duramente a la caída del bombardero ruso Su-24 por parte de Turquía en territorio sirio. “Es una puñalada en la espalda”, dijo el mandatario, quien agregó que el incidente ha sido “un golpe que nos han dado a traición cómplices de los terroristas”. Putin aseguró que el avión […]

  • 24 noviembre, 2015

EFE_Vladimir Putin

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, reaccionó duramente a la caída del bombardero ruso Su-24 por parte de Turquía en territorio sirio.

“Es una puñalada en la espalda”, dijo el mandatario, quien agregó que el incidente ha sido “un golpe que nos han dado a traición cómplices de los terroristas”.

Putin aseguró que el avión cayó cuando “nuestros pilotos estaban cumpliendo con su tarea principal en la lucha contra el terrorismo” y sostuvo que ni el avión ni los pilotos representaban una amenaza para el territorio turco.

El presidente advirtió que este hecho “tendrá consecuencias” para las relaciones ruso-turcas. “No vamos a tolerar crímenes como el ocurrido hoy”, afirmó.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.