No es sólo ver la hora… es vivir una experiencia. El maestro relojero Kurt Klaus ha dedicado su vida a crear relojes exactos y especiales. Desde la meca del tictac, este suizo ensambla el rigor de las máquinas con la paciencia del ser humano.

  • 3 septiembre, 2008


No es sólo ver la hora... es vivir una experiencia. El maestro relojero Kurt Klaus ha dedicado su vida a crear relojes exactos y especiales. Desde la meca del tictac, este suizo ensambla el rigor de las máquinas con la paciencia del ser humano.

No es sólo ver la hora… es vivir una experiencia. El maestro relojero Kurt Klaus ha dedicado su vida a crear relojes exactos y especiales. Desde la meca del tictac, este suizo ensambla el rigor de las máquinas con la paciencia del ser humano.