El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, dijo que hablará con los miembros de la comisión que dirige la investigación del Congreso sobre el escándalo de sobornos de la construcción, conocido como Lava Jato, tras ser objeto de acusaciones de que tiene vínculos con dos empresas que recibieron pagos de la brasileña Odebrecht. Kuczynski dijo […]

  • 14 diciembre, 2017

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, dijo que hablará con los miembros de la comisión que dirige la investigación del Congreso sobre el escándalo de sobornos de la construcción, conocido como Lava Jato, tras ser objeto de acusaciones de que tiene vínculos con dos empresas que recibieron pagos de la brasileña Odebrecht.

Kuczynski dijo que cambió de opinión sobre hablar con los políticos tras tener en cuenta la opinión pública. El presidente había rechazado reiteradas solicitudes de la comisión, encabezada por miembros del partido opositor Fuerza Popular, e insistía en que sólo respondería a preguntas por escrito.

La investigación sobre los sobornos ha sacudido al sistema político de Perú y ha frenado su crecimiento económico después de que Odebrecht admitiera haber sobornado a funcionarios públicos de administraciones anteriores.

La investigación ha implicado a anteriores presidentes, miembros del gobierno y empresarios. Los fiscales están analizando el papel de Kuczynski en el contrato de la carretera Interoceánica adjudicado a Odebrecht cuando éste era ministro.

“En toda mi carrera como funcionario público nunca concedí favores a ninguna compañía”, dijo Kuczynski. “Estoy preparado para aclarar todo lo que tenga que ser aclarado ante el Congreso y la oficina del Fiscal General. No tengo nada que esconder”.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.