El mundo entero piratea. Algunos mas, otros menos, pero lo cierto es que en este momento no existe un pais donde no se este bajando una pelicula, un disco o algun programa de software. Y si bien las estadisticas escasean respecto a este tipo de crimen, gracias a los datos que maneja el propio sitio Piratebay.org se puede esbozar un “quien es quien” en el concierto mundial de descargas ilegales. A partir de la ubicación de los usuarios que se conectan al sitio para bajar trackers (pequeños archivos que permite descargar material de la red Torrent), se consiguio la muestra. Si bien la foto varía dependiendo de la hora del dia, a grosso modo se puede establecer la intensidad con la que los países comparten material ilegal. El mayor trafico viene de China, con un 22% del total de las conexiones; más abajo Estados Unidos, con un 11%. En cuanto a Latinoamerica, el campeon es por lejos Brasil, que practicamente nos triplica. Por Federico Willoughby Olivos.

  • 13 mayo, 2009


El mundo entero piratea. Algunos mas, otros menos, pero lo cierto es que en este momento no existe un pais donde no se este bajando una pelicula, un disco o algun programa de software. Y si bien las estadisticas escasean respecto a este tipo de crimen, gracias a los datos que maneja el propio sitio Piratebay.org se puede esbozar un “quien es quien” en el concierto mundial de descargas ilegales. A partir de la ubicación de los usuarios que se conectan al sitio para bajar trackers (pequeños archivos que permite descargar material de la red Torrent), se consiguio la muestra. Si bien la foto varía dependiendo de la hora del dia, a grosso modo se puede establecer la intensidad con la que los países comparten material ilegal. El mayor trafico viene de China, con un 22% del total de las conexiones; más abajo Estados Unidos, con un 11%. En cuanto a Latinoamerica, el campeon es por lejos Brasil, que practicamente nos triplica. Por Federico Willoughby Olivos.

El mundo entero piratea. Algunos mas, otros menos, pero lo cierto es que en este momento no existe un pais donde no se este bajando una pelicula, un disco o algun programa de software. Y si bien las estadisticas escasean respecto a este tipo de crimen, gracias a los datos que maneja el propio sitio Piratebay.org se puede esbozar un “quien es quien” en el concierto mundial de descargas ilegales. A partir de la ubicación de los usuarios que se conectan al sitio para bajar trackers (pequeños archivos que permite descargar material de la red Torrent), se consiguio la muestra. Si bien la foto varía dependiendo de la hora del dia, a grosso modo se puede establecer la intensidad con la que los países comparten material ilegal. El mayor trafico viene de China, con un 22% del total de las conexiones; más abajo Estados Unidos, con un 11%. En cuanto a Latinoamerica, el campeon es por lejos Brasil, que practicamente nos triplica. Por Federico Willoughby Olivos.

Francia

La Asamblea Nacional Francesa acaba de retomar la discusión del proyecto de ley impulsado por Sarkozy para terminar con las descargas ilegales. El documento propone la creación de la Alta Autoridad para la Difusión de Obras y la Protección de Derechos en Internet. El organismo estaría facultado para suspender la conexión de los usuarios que sean sorprendidos descargando ilegalmente contenidos audiovisuales, al tiempo que los obligaría a seguir pagando su conexión durante el período de sanción. La suspensión podría durar entre dos y doce meses.

En el escrito también se incluyen disposiciones para evitar que los piratas eludan la medida simplemente cambiando de proveedor. Eso sí, la sanción sólo se haría realidad después de dos cartas de advertencia. En todo caso, la idea ha generado un profundo debate en país galo y el Parlamento Europeo (en lo que se ha tomado como una medida preventiva al proyecto de ley francés) adoptó una resolución que busca garantizar el acceso universal de cualquier euro ciudadano a Internet.

Estados Unidos

Durante muchos años la política para atacar la piratería online fue a través de juicios en contra de usuarios que eran sorprendidos descargando material ilegal. La medida, más que generar disuasión, produjo un profundo malestar en contra de las autoridades. Por eso, desde el año pasado, la RIAA (Recording Industry Association of America) empezó a trabajar en conjunto con las empresas distribuidoras de Internet. En vez de terminar en la corte, la empresa manda cartas pidiendo al usuario que termine sus malas prácticas a riesgo de perder su conexión a Internet. En la iniciativa participan AT&T, Comcast y Cox Communications.

Inglaterra

El año pasado empezó a funcionar el PlayLouder, la primera empresa distribuidora de Internet que incluye, en el pago mensual del servicio, un porcentaje que cubre los royalties de los sellos de música. De esta manera, todos los abonados a PlayLouder pueden bajar la música que quieran sin estar infringiendo la ley. Además, el propio Gordon Brown se comprometió a “apoyar y fomentar la estructura legal que permita al sector privado crear contenido”.

Suecia

El 1 de abril entró en vigor la nueva ley antipiratería en ese país. Esta permite que el titular de los derechos de autor obtenga los datos personales de la dirección IP que compartió sus archivos. Eso sí, para luchar contra esta medida, el Partido Pirata (que sí, fomenta la piratería) ha instado a los ciudadanos a compartir sus redes WiFi para hacer ineficaz la ley. “Los ciudadanos podemos hacer mucho: si 10.000 ó 20.000 abren sus redes inalámbricas, Internet será libre, anónima y abierta para siempre”, dijo en un comunicado Rick Falkvinge, líder del particular partido.

Además, y en lo que debe ser el juicio más publicitado respecto al intercambio ilegal de archivos, la justicia sueca recién condenó a un año de cárcel y a una multa equivalente a 3,6 millones de dólares a los responsables del sitio Pirate Bay. Eso sí, los proveedores de Internet se niegan a clausurar la web, que cada vez es más popular.

Chile

En nuestro país la situación no va mucho más allá. La Brigada de Delitos de Propiedad Intelectual no tiene las descargas por Internet como prioridad: “estamos enfocados en ir a lo macro. Buscamos al financista, la bodega, la imprenta en el caso de los libros pirateados. La descarga por Internet es para nosotros una suerte de microtráfico comparado con grandes operaciones delictuales que involucran mafias organizadas”, señala el subprefecto Juan Carlos Ramos.

En tanto, si bien en este momento hay en el Congreso un proyecto de ley que modifica la actual normativa de Propiedad Intelectual, ésta no incluye las descargas por Internet. “Las modificaciones a la ley no consideran ningún mecanismo que contemple este delito. No está abordado”, aclara Jorge Mahu, el director de Estudios del Centro de Estudios de la Propiedad Intelectual.