El llamado de felicitaciones por parte del mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, fue uno de los puntos destacados en la jornada de reuniones que protagonizó ayer el presidente electo, Sebastián Piñera. La conversación telefónica, que se efectuó a las 16:30, versó sobre distintas materias económicas relevantes para ambos países, tales como la reforma tributaria […]

  • 4 enero, 2018

El llamado de felicitaciones por parte del mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, fue uno de los puntos destacados en la jornada de reuniones que protagonizó ayer el presidente electo, Sebastián Piñera.

La conversación telefónica, que se efectuó a las 16:30, versó sobre distintas materias económicas relevantes para ambos países, tales como la reforma tributaria aprobada recientemente por el país norteamericano, el Tratado de Libre Comercio con Chile y las protestas populares que se están desarrollando en Irán.

Respecto a América Latina, las autoridades dialogaron sobre la crisis política, social y económica que afecta a Venezuela y ambos concordaron en que se debe llegar a una solución para “recuperar la democracia” de esta nación.

En este marco, el mandatario estadounidense invitó al gobernante electo para que lo visite en la Casa Blanca luego de que inicie su mandato este 11 de marzo.

Esta no fue la única actividad que generó expectación ayer entre la prensa apostada en Apoquindo 3000. Durante la tarde el Presidente electo recibió en sus oficinas a su exministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.

“Vengo a saludar y visitar a un amigo de hace más de 30 años”, dijo el exsecretario de Estado luego de conversar por cerca de una hora con el empresario, acerca de temas personales como sus vacaciones y las fiestas de fin de año y felicitarlo por su triunfo electoral.

No obstante, Hinzpeter descartó haber conversado sobre sus actividades de estas semanas en calidad de gobernante electo y que esas tratativas las verá con quienes son actualmente sus asesores políticos.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.