Tras las reuniones con participación de los ministros de Trabajo y Transportes, se alcanzó un pre acuerdo que contempla mejoras económicas y conformación de mesa de trabajo para analizar las condiciones del sector.

  • 19 diciembre, 2018

Finalmente llegó el humo blanco tras una maratónica jornada de reuniones en La Moneda y en el Ministerio del Trabajo. Ayer, y luego de la intervención de La Moneda, los trabajadores eventuales del Terminal Pacífico Sur (TPS) lograron llegar a un “pre acuerdo” el cual será ratificado hoy por las bases de esos sindicatos.

“Agradecemos la voluntad de diálogo de los dirigentes, y esperamos puedan validar este acuerdo con la asamblea”, dijo ayer al finalizar la reunión el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg.

“Este acuerdo implica en su punto final que se va a constituir una mesa permanente de diálogo para el estudio de la mejora en sus condiciones de trabajo”, agregó el secretario de Estado.

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, quien también participó en la reunión, detalló pasadas las 20 horas que el acuerdo logrado contempla términos económicos y mejoras laborales, además de una mesa de trabajo para analizar las características estructurales del trabajo portuario.

“Con esta movilización todos estábamos perdiendo (…) esperamos que con este acuerdo podamos recuperar la normalidad en Valparaíso”, dijo Hutt, quien recalcó que en torno al sector “hay mucho que hacer”.

La intervención de La Moneda se dio luego del llamado de atención que el presidente Sebastián Piñera realizó el día lunes al presidente de Ultramar y controlador del Terminal Pacífico Sur (TPS), Richard Von Appen, en un encuentro con los máximos representantes del mundo empresarial este lunes.

Ayer, considerando el aumento de la tensión en Valparaíso, desde La Moneda intensificaron el monitoreo de la situación. El presidente Piñera realizó una reunión con el ministro del Monckeberg y la ministra Hutt para evaluar la situación. En la cita, también participó la ministra Secretaria General de Gobierno, Cecilia Pérez.

Una vez finalizada la reunión con el mandatario, los secretarios de Estado de Trabajo y Transporte se trasladaron hasta las dependencia del Ministerio del Trabajo en Huérfanos para incorporarse a la reunión que los asesores de dicha cartera estaban sosteniendo con el presidente de la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV) y los dirigentes de Sudemp, Uniport y el Sindicato de Estibadores portuarios de Valparaíso; entre ellos, el vocero de los trabajadores Pablo Klimpel.

Dicha reunión fue la que dio como resultado el pre acuerdo logrado el día de ayer y que deberá ser ratificado hoy por la asamblea de trabajadores.

“Pido reserva de los acuerdos, al menos hasta que esto sea ratificado por nuestros trabajadores”, dijo Klimplel. “Hay temas portuarios que no se solucionan con esta movilización”, agregó.

En relación a la mantención de las movilizaciones, el dirigente sindical agregó que “el paro continúa, hasta que la asamblea apruebe este acuerdo”.

El origen del conflicto tiene su origen en los llamados “trabajadores eventuales”, quienes solicitaban igualdad de condiciones con los otros trabajadores de TPS. Además, piden a la concesionaria el pago de un bono de $ 2 millones, así como que la empresa ligada al grupo von Appen no tome represalias con los portuarios que están movilizados.

Por su parte, la última propuesta de la empresa consiste en un préstamo de $ 350 mil y una gif card de $ 200 mil.

Hace unos días la empresa informó a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) que los efectos financieros para la empresa por las movilizaciones alcanzan los US$ 2 millones.

Movilización llegó a otros puertos

El tema ha repercutido en los otros puertos que mostraron su apoyo a los portuarios de Valparaíso. Incluso en la Región del Biobío decidieron deponer sus labores durante el turno de la tarde, evaluando en la noche si siguen con las movilizaciones.

Trabajadores portuarios del país, entre ellos Puerto Montt, Lirquén, Iquique, Coronel y San Vicente, se adhirieron a las movilizaciones en apoyo a los trabajadores portuarios eventuales de Valparaíso, por el tema de sus negociaciones, planteando que esto lo hacen exclusivamente como señal de apoyo a los trabajadores de TPS.

Este apoyo, según explicó Patricio Paredes, del sindicato de Puerto Montt, se detonó luego del “uso de fuerza excesivo” de Carabineros. Visión compartida por su par del Puerto de Lirquén, Juan Carlos Quezada, “no puede una empresa hacer lo que quiere”.