Si usted es de los que consideran que los contenidos de las campañas electorales en nuestro país no están a la altura de su relevancia, pues tome notal del nivel que alcanzó la discusión en la histórica democracia estadounidense. Acusaciones de Brujería y nazismo, o candidatos "escopeta en mano", son solo algunos legados de esta reciente elección parlamentaria. Por Marcela Corvalán

  • 4 noviembre, 2010

Si usted es de los que consideran que los contenidos de las campañas electorales en nuestro país no están a la altura de su relevancia, pues tome notal del nivel que alcanzó la discusión en la histórica democracia estadounidense. Acusaciones de Brujería y nazismo, o candidatos "escopeta en mano", son solo algunos legados de esta reciente elección parlamentaria. Por Marcela Corvalán

 

Si usted es de los que consideran que los contenidos de las campañas electorales en nuestro país no están a la altura de su relevancia, pues tome notal del nivel que alcanzó la discusión en la histórica democracia estadounidense. Acusaciones de Brujería y nazismo, o candidatos "escopeta en mano", son solo algunos legados de esta reciente elección parlamentaria. Por Marcela Corvalán

Nazis, brujas, escopetas, Viagra… No es exactamente lo que uno esperaría encontrar en las elecciones legislativas estadounidenses. Pero ocurrió. En lugar de la reactivación económica y la lucha contra el desempleo, o el tamaño del Estado y la dimensión de los impuestos, la discusión política se centró en aspectos, por decir lo menos, pintorescos. La meta, en vez de proponer ideas o destacar las virtudes propias, pareció ser mostrar el peor lado del rival –y no sólo en términos de idoneidad para el cargo–. Por cierto, también hubo candidatos que se limitaron a tomar palco y dejar que las excentricidades de sus rivales hicieran el trabajo sucio. Aquí seleccionamos algunos botones de muestra.

1. Publicidad a la vena

Los últimos avisos demócratas se volvieron absolutamente personales y con cero sutileza. En Connecticut, Linda McMahon, ex CEO de World Wrestling Entertainment chief, enfrentó un comercial que describía lo que se llamó la verdadera historia: su empresa violó los estándares de seguridad. Fue criticada por tolerar el uso de esteroides y drogas. Insertó cláusulas en los contratos para evitar responsabilidades por sus muertes. Un pelo de la cola en comparación con las acusaciones contra Scott Des- Jarlais, de Tennessee. Documentos judiciales revelan un pasado perturbador, cuenta un horrorizado narrador en el aviso de su opositor. Una esposa que dice que tuvo que dejar su casa por la conducta violenta y amenazante de DesJarlais. En la demanda, los detalles: disparos, intimidación física, mantener una pistola en su boca por tres horas. DesJarlais se defendió alegando que los detalles salieron de su juicio de divorcio y que los cónyuges con frecuencia dicen cosas dolorosas en tales procedimientos.

2. Candidatos rostros

No es infrecuente que los políticos ostenten una veta periodística. Pero lo de Fox News, el canal propiedad de Rupert Murdoch, supera lo imaginable: tiene a cinco potenciales contendores por la nominación republicana a la presidencia en 2012 en la planilla. Si hasta hay quien habla de la “primaria de Fox”. Murdoch, quien donó 1 millón de dólares a la Asociación de Gobernadores Republicanos y otro millón a la Cámara de Comercio de EEUU para financiar campañas republicanas, dice que sus opiniones son una cosa y la línea editorial de Fox, otra. Pero un estudio de Pew citado por Financial Times muestra que Fox News ha mantenido su audiencia desde 2008 sólo porque los votantes republicanos han comenzado a sintonizarlo: 40% de los republicanos dice que ve Fox News. Sarah Palin, ex gobernadora de Alaska y ex candidata a la vicepresidencia, es una de los posibles aspirantes parlamentarios en la planilla de Fox. Los otros son Mike Huckabee, ex gobernador de Arkansas, que tiene un programa todos los fines de semana; el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich; el ex senador por Pennsylvania Rick Santorum; y John Bolton, embajador de Estados Unidos ante la ONU durante el gobierno de George W. Bush. Fox no revela sus sueldos ni detalles de los contratos.

3. La bruja de Delaware

Christine O’Donnell, candidata republicana al Senado por Delaware con apoyo del Tea Party, quien en los 90 se hizo famosa con una campaña por la abstinencia sexual, denunció que sus oponentes se escondían en los arbustos. “Me siguen a casa”, explicó. “Me aseguro de volver a casa y luego mi equipo sale y revisa los autos para confirmar que no hay nadie allí”. Otra de O’Donnell: el comediante Bill Maher difundió un video de los 90 donde ella aparece reconociendo su incursión en la brujería. Maher dijo que tenía otros 22 videos de O’Donnell hablando de satanismo y sexo, entre otras cosas, y la chantajeó públicamente diciendo que difundiría uno por cada semana que ella se negara a asistir a su programa de televisión. “Piense en esto como una crisis de rehenes: cada semana arrojaré un cuerpo”, advirtió Maher. Es probable que O’Donnell haya tenido otras preocupaciones en mente: Karl Rove, el ex estratega de George W. Bush, contó en Fox que su casa fue embargada por no pagar el impuesto federal a la renta y que también tiene deudas por su educación universitaria.

4. Angle se las trae

Los comerciales en la campaña por el Senado hicieron que más de alguien en Las Vegas –conocida en Estados Unidos como Sin City, o la ciudad del pecado– se ruborizara. La republicana Sharron Angle acusó a su rival demócrata Harry Reid (presidente del Senado) de “votar por el uso del dinero de los contribuyentes para comprar Viagra para abusadores infantiles y violadores”. Tal cual. Todo, porque Reid votó a favor de la reforma de la salud y contra limitaciones a los tratamientos derivados de la historia criminal de una persona. Algo distinto a votar a favor del Viagra pero, en fin… Angle abogó también por cerrar el Departamento de Educación, argumentando que los mejores resultados se consiguen a nivel local y que, de todos modos, es inconstitucional que los estándares se decidan en Washington. Y declaró que EEUU debe dejar las Naciones Unidas, a la que considera un bastión de la ideología de izquierda e intermediaria de “ciencia fraudulenta, como el calentamiento global”. Por cierto, ha sugerido la eliminación gradual de la Seguridad Social, permitiendo quedarse a los actuales beneficiarios, pero obligando al resto a contribuir en un sistema privado, siguiendo el modelo chileno.

5. Uniforme nazi

El republicano Rich Lott causó controversia cuando se publicaron fotografías suyas en que aparece vestido con un uniforme nazi: el de oficial de las Waffen SS, el brazo de combate de la Schutzstaffel (guardia personal) de Hitler. Lott reconoce que se puso el uniforme, aunque asegura que en realidad se trata de un grupo que “recrea” las batallas de las SS por puro interés histórico.

6. El complot de las bicicletas

En un escándalo algo más tradicional, el republicano Dan Maes admitió haber inventado partes de su currículo –por ejemplo, la que decía que trabajó como agente antidrogas encubierto–. Luego ofreció una curiosa teoría sobre un programa de uso de bicicletas implementado por su rival John Hickenlooper cuando era alcalde de Denver: insistió en que era parte de un complot de Naciones Unidas para tomar control sobre Denver.

7. Escopeta en mano

El gobernador de Virginia Occidental, Joe Manchin, vestido de cazador y armado con una escopeta, declaraba en sus comerciales que “iré tras Washington y tras esta administración para sacarlos de nuestras espaldas y nuestros bolsillos. Recortaré el gasto federal y revocaré las partes malas de Obamacare”, haciendo