Nuevos centros de estudio, debate o análisis de políticas públicas –como prefiera llamarlos- asoman en el horizonte. Bajo la bandera de la renovación y utilizando todas las ventanas de las nuevas tecnologías, buscan influir en la discusión de los llamados temas país. ¿Quiénes son? ¿Qué los motiva? A continuación, cinco ejemplo.

  • 20 agosto, 2008

Nuevos centros de estudio, debate o análisis de políticas públicas –como prefiera llamarlos- asoman en el horizonte. Bajo la bandera de la renovación y utilizando todas las ventanas de las nuevas tecnologías, buscan influir en la discusión de los llamados temas país. ¿Quiénes son? ¿Qué los motiva? A continuación, cinco ejemplo. Por Alejandra Rivera B.

Puede ser un síntoma del desgaste de la política tradicional, del poco entusiasmo que despiertan los partidos, de la falta de renovación tanto de las caras visibles como de las propuestas o, simplemente, fruto de esa imperiosa necesidad de algunos grupos por crearse espacios en el análisis y discusión de las políticas públicas.

El asunto es que de un tiempo a esta parte –más precisamente, desde octubre del año pasado– han surgido nuevos movimientos, centros de discusión, pensamiento o, según la jerga anglo, think tanks que buscan influir en el debate nacional. Aprovechan las herramientas tecnológicas –con la consiguiente reducción de costos– para analizar temáticas que van desde la política y la economía hasta la masifi cación informática.

Nombres sugerentes, como Independientes en Red, Giro País, PolíticaStereo, PolisDigital y el nuevo Instituto Democracia y Mercado comienzan a aparecer como referentes en los medios de comunicación. Una nueva generación con muchas cosas en común que las diferencian de sus predecesoras. Por ejemplo, sus integrantes no son sólo economistas y académicos; tampoco pertenecen a una misma corriente de pensamiento político –la transversalidad es la nueva bandera de lucha–, y su modelo de operación no se basa exclusivamente en la producción de papers, sino en la utilización de la amplia gama de herramientas que ofrece Internet (blogs, foros online, facebook o bligoo) para debatir en línea y divulgar opiniones.

 

 

 

Hacia el Chile del 2020

Tras el cierre de la campaña presidencial de Joaquín Lavín, cuatro de los profesionales que allí colaboraron –Cristina Bitar, Vasco Moulian, José Ramón Valente y LuisFelipe Merino– sintieron que hacía falta un espacio de reflexión y participación nuevo, transversal y pluralista que, además de debatir ideas, generara propuestas concretas. “Estuvimos más de un año y medio dándole vueltas al tema, y en el camino nos topamos con el grupo de jóvenes sub-30 A tomarse Chile, y la fusión entre ambos dio origen a Independientes en Red”, cuenta Cristina Bitar, directora ejecutiva del grupo.

Fue así como el 4 de octubre de 2007 se lanzó oficialmente Independientes en Red (IR) en el Museo de Arte Contemporáneo. Fue quizá el pionero de esta nueva generación de think tanks 2.0. Actualmente posee una comunidad digital de 1.500 miembros y 99 consejeros de los más diversos ámbitos, entre los que se cuentan –además de sus fundadores– Verónica Edwards, Pilar Sordo, Axel Christensen, Pablo Allard y Arturo Matte.

Bitar explica: IR es una plataforma de debate que busca discutir temas de relevancia para el país y de agenda pública, pero que a diferencia de los think tanks tradicionales, en los que sólo participan expertos, “queremos democratizar el debate, integrando y representando a la comunidad”. Para ello, se valen de todo el potencial de Internet, blogs, postcast, youtube, facebook y encuestas on line, lo que les permite un intercambio fluido de
información con su comunidad digital.

El gerente de estudios de IR, Cristóbal Bellolio, señala que todas las semanas organizan debates digitales a través de su sede virtual en www.independientesenred. cl y sesiones presenciales en la casona de Bellavista donde funciona la sede física.

“La discusión es una parte muy importante de nuestro trabajo, pero queremos ir más allá: generar propuestas concretas. Por ejemplo, de todo el trabajo de debate y encuestas con nuestra comunidad sobre el voto voluntario a los 16 años, salió una propuesta que presentamos al Congreso”, anota Cristina Bitar.

En objetivos no se quedan cortos. La directora ejecutiva dice que la apuesta es mirar al Chile del 2020, porque “estamos convencidos de que para lograr el desarrollo del país debemos dejar de pensar en las peleas chicas y concentrarnos en los temas que harán la diferencia”.

 

 

 

Girar la política

Desde fines del año pasado un grupo de amigos –entre otros, Mariana Aylwin, Juan José Santa Cruz, Carlos Portales y Ernesto Evans– percibió la existencia de lo que ellos llaman un discurso público pesimista versus un discurso privado mucho más optimista. Tras el diagnóstico y meses de reflexión, lanzaron oficialmente a mediados de mayo de este año, en el pub Santo Remedio, un equipo que combina el debate, las ideas y la acción. Le llamaron Giro País.

“El Chile derrotista no es el país que queremos construir. La sociedad está cambiando, se necesitan nuevas visiones, nuevos temas y nuevas miradas. La política actual está estancada y lo único que se puede hacer para revertir esta situación es dar un giro total, creando una nueva política”, sentencia Ernesto Evans, director de Giro País.

El nuevo centro de debate cuenta con un directorio presidido por Juan José Santa Cruz, y tres directores; y un consejo asesor de 30 integrantes, entre los que hay muchos rostros conocidos del mundo económico, empresarial y legal: Patricio Arrau, Eduardo Engel, Max Colodro, Máximo Pacheco, Ricardo Paz, Clemente Pérez, Álvaro Clarke y Rodrigo Castillo, por nombrar algunos.

{mospagebreak}

“Somos un grupo transversal, con personas de diferentes posturas políticas y sin posición política, también. Nuestro objetivo central es hacer una nueva política, plantear un debate de forma diferente; queremos reflexionar temas a partir de lo que la gente opina, y luego levantar propuestas para contribuir a crear un país mejor”, explica Evans.

Todos los lunes la directiva sesiona en sus oficinas instaladas en una antigua del sector Avenida Italia, donde se planifica la semana. Clave es la utilización de la web y de todas sus herramientas, blogs, facebook, bligoo, a través de los cuales se informa a la comunidad digital de Giro País, la que ya cuenta con 2 mil personas inscritas. Además, buscan influir con acciones concretas, realizando seminarios sobre los temas que más preocupan a la comunidad, llevando propuestas al Congreso y manteniendo una agenda permanente de reuniones con empresarios.

Giro País cuenta con un departamento de estudios en el que está anclada la labor de Subjetiva, la empresa de encuestas de Sergio España. “Nos interesa detectar y divulgar los cambios de la sociedad en ámbitos como el consumo, nuevos servicios, meritocracia y política. La sociedad chilena ha cambiado mucho. A las personas le hemos preguntado ¿en Chile se respetan los derechos laborales? Y responden, no. ¿Y en su empresa? Ah, en mi empresa sí. Hay una dicotomía entre el discurso público y privado”, afirma Evans. A propósito, el director de Giro País adelanta que están preparando una investigación sobre derechos del consumidor, área en que se están detectando “cientos de abusos”.

 

 

El think tank temático

En julio de 2008 nació PolisDigital, que se postula como la primera red de pensamiento digital que busca contribuir al debate tecnológico a través de opiniones, foros online y propuestas específicas. “La idea de crear este think tank temático surgió en un viaje a India que hicimos con CORFO y el ministerio de Economía en marzo de este año. Conversando con Raúl Ciudad, coincidimos en la importancia de discutir temas de tecnología en un espacio abierto, al margen de las corrientes políticas”, revela Alejandro Barros, ex secretario ejecutivo de Estrategia Digital.

Tras el viaje invitaron a un grupo de profesionales que se desempeñan en diversos sectores e instituciones –públicas, privadas y académicas– entusiasmados por la tecnología e innovación. Ya cuentan con 13 integrantes, la mayoría provenientes del campo de la ingeniería y la tecnología: Ricardo Baeza, Alejandro Barros, José Benguria, Mateo Budinich, Tomás Campero, Raúl Ciudad, José Ignacio Porras, George Lever, Marcos Lima, Claudio Magliona, Ricardo Majluf, Miguel Nussbaum y Raúl Rivera.

PolisDigital es un grupo abierto al que puede integrarse cualquier persona que le interesen los asuntos de tecnología. “No queremos identificarnos con ningún referente político, somos un grupo generador de ideas y propuestas que busca promover un debate amplio y pluralista sobre los temas fundamentales del desarrollo digital de nuestro país. Sus miembros participan a título personal y la responsabilidad de sus artículos y comentarios son personales y no necesariamente representan las opiniones de las instituciones a las que pertenecen”, sostiene Marcos Lima, ex presidente de Codelco y uno de los fundadores del grupo.

Haciendo mérito a su nombre, PolisDigital no opera en un lugar físico, sino que tiene un espacio virtual en www. polisdigital.cl, donde todos los integrantes exponen sus ideas y propuestas respecto de iniciativas, proyectos y políticas públicas “que debe impulsar nuestro país para su desarrollo digital integral”.

 

 

La mirada académica

Angel Soto y Paula Schmidt, ambos académicos de la Universidad de los Andes, se percataron de que casi no existían espacios para el debate de ideas a nivel académico.Tras un año de conversaciones con profesores de otras universidades y de estudiar los modelos de think tanks estadounidenses, nació en julio de 2008, el Instituto Democracia y Mercado, como un centro de pensamiento privado, orientado a la investigación y debate de ideas entre académicos.

“Somos una institución privada de naturaleza académica, que tiene como misión difundir, investigar y promover las ideas de la libertad como base para el desarrollo de una sociedad libre. Somos un think thank independiente de partidos políticos. Nos definimos como liberales, pro libre mercado y pro emprendimiento ”, afirma Angel Soto, director de la entidad.

De la nueva generación de centros de pensamientos, sin duda el que más se acerca a la concepción tradicional del término es Democracia y Mercado. Por un lado, rescata la investigación y el debate de ideas académicas, pero al mismo tiempo planea utilizar todas las ventajas del 2.0, una vez que lance su sitio web en octubre próximo. Angel Soto adelanta que, junto con la apertura de la web, realizarán un seminario con invitados internacionales para marcar oficialmente el inicio del trabajo del nuevo think tank.

{mospagebreak}

En este minuto, Democracia y Mercado lo conforma –además de sus fundadores– un consejo académico integrado por Patricio Navia, Juan Pablo Couyoumdjian, Eneas Biglione y el argentino Gerardo Bongiovanni (muy cercano al instituto del escritor Alvaro Vargas Llosa). Adicionalmente, cuentan con seis investigadores asociados de Chile y el extranjero, y están vinculados a la Red Liberal de América Latina, Relial, con la que comparten investigadores y papers.

“A diferencia de otros grupos depensamiento, queremos centrar nuestra investigación en el análisis comparado en América latina. Creemos que para que los países puedan desarrollarse deben convivir la libertad política, y económica con la libertad del individuo, con tolerancia y respeto por la diversidad cultural de cada uno de ellos”, señala Ángel Soto.

 

 

Generación “stereo”

En noviembre del año pasado, dos estudiantes chilenos en Harvard –Felipe Kast y Juan Carlos Jobet–, junto a Nicolás Jaramillo, Juan Carlos Sánchez, Matías Navarrete y Juan José Lyon, comenzaron a moldear un proyecto para crear la primera mesa de debates, con la ayuda de Fernando Paulsen, quien terminó convirtiéndose en una especie de padrino honorario del movimiento.

Poco a poco, el proyecto comenzó a tomar cuerpo hasta que a mediados de julio lanzaron oficialmente PoliticaStereo, la primera plataforma de debates online. La presentación se efectuó en el restaurant Kai, con asistentes de todos los colores políticos y con el mismo Paulsen como presentador.

“La idea de crear este medio de comunicación –como yo lo defino– surgió de un grupo de estudiantes extranjeros que encontramos que el debate que se da en los medios chilenos tiene gusto a poco; es decir, que los temas país no son tratados con el tiempo, el espacio y la profundidad que se merecen. Nos inspiramos en el sitio estadounidense Bloginheads.tv, una excelente plataforma de discusión”, afirma Felipe Kast.

Más que como un think tank, sus fundadores se autoproclaman como “una plataforma de debates con miras a mejorar la calidad de la discusión del país”, apunta Juan Carlos Jobet.

Lo primero que llama la atención de este nuevo movimiento es el nombre. “Le dimos muchas vueltas –confiesa Kast–, porque queríamos algo que nos sacara del molde y que aportara frescura. Incorporamos la palabra stereo para dar la sensación de muchas voces hablando sobre un tema”.

Jobet indica que los grandes objetivos del movimiento son mejorar la calidad y democratizar el debate, en el sentido de que cualquier miembro de la comunidad puede proponer un tema o una remirada a aspectos que ya han sido discutidos. Kast complementa explicando que “nuestra meta es mejorar la competencia en el mercado de las ideas a nivel nacional” .

Cuenta con un comité creativo formado por 15 personas y con una comunidad con cerca de 200 integrantes. La clave de la participación democrática está en el sistema de selección de los debates: de lunes a miércoles, los miembros de la comunidad proponen las temáticas, y entre jueves y viernes votan por el tema que se tratará en la semana. Entre quienes han participado en este nuevo formato de discusión online se cuentan Juan Villarzú y Axel Christensen, para hablar sobre la situación de Codelco.

Victoria Hurtado Juan Carlos Jobet Carolina Vidal José Pablo Arellano Hernán Larraín Jorge Navarrete


La generación de recambio

Otro aspecto común en estos nuevos movimientos es la renovación de rostros, pero con algún arraigo o conocimiento en la élite local. En otras palabras, no faltan los hijos de o parientes de… Por ejemplo, los 15 miembros del comité ejecutivo de PolíticaStereo, las caras visibles del movimiento, con edades que fluctúan entre los 27 y 40 años. ¿Algunos nombres? José Pablo Arellano, hijo del actual presidente ejecutivo de Codelco; Hernán Larraín, hijo del senador UDI del mismo nombre; Felipe Kast, hijo de Miguel Kast; Victoria Hurtado, hija del ex ministro Carlos Hurtado, Carolina Vidal, hija de Francisco Vidal, ministro secretario general de Gobierno, y Jorge Navarrete, hijo del presidente del CNTV del mismo nombre y de la ministra de Vivienda Patricia Poblete.