Los recortes que ascienden a los 85.000 millones de dólares y que entraron en vigor desde el 1 de marzo -conocido como secuestro-, afectarán a miles de los funcionarios federales de Estados Unidos. Por este motivo, Barack Obama accedió voluntariamente a reducir su salario en un 5% y retornarlo al Departamento del Tesoro, informa el New […]

  • 7 abril, 2013
Barack Obama. Foto EFE

Barack Obama. Foto EFE

Los recortes que ascienden a los 85.000 millones de dólares y que entraron en vigor desde el 1 de marzo -conocido como secuestro-, afectarán a miles de los funcionarios federales de Estados Unidos. Por este motivo, Barack Obama accedió voluntariamente a reducir su salario en un 5% y retornarlo al Departamento del Tesoro, informa el New York Times.

Eso sí, este cambio será temporal, ya que se aplicará solo durante el año fiscal, el cual finalizará en septiembre.

“El presidente ha decidido que para compartir el sacrificio realizado por los empleados públicos del gobierno federal afectados por el secuestro, contribuirá con parte de su salario al Tesoro”, dijo un oficial de la Casa Blanca.

Este anuncio tuvo lugar un día después de que Chuck Hagel y Ashton B. Carter, secretario y subsecretario de Defensa, respectivamente, señalaran que devolverían una porción de sus ingresos al Estado.

Como el sueldo del mandatario está fijado por ley y no puede ser modificado durante su periodo, Obama entregará todos los meses un cheque con la suma de dinero pactada.

Revise el artículo completo en el New York Times.