En una visita a Minnesota, el presidente de Estados Unidos ha insistido en la necesidad de que el Congreso apruebe una ley que incremente el control sobre las armas de fuego. Esta vez, Barack Obama ha instado a los ciudadanos a que sean ellos quienes les presionen para que adopten cuanto antes medidas concretas. “Decidles […]

  • 5 febrero, 2013
Obama Foto: El Mundo

Obama Foto: El Mundo

En una visita a Minnesota, el presidente de Estados Unidos ha insistido en la necesidad de que el Congreso apruebe una ley que incremente el control sobre las armas de fuego. Esta vez, Barack Obama ha instado a los ciudadanos a que sean ellos quienes les presionen para que adopten cuanto antes medidas concretas.

“Decidles que ya es hora de que actúen, que no podemos esperar a un nuevo Newtown”, ha dicho Obama durante su discurso en la sede del Centro de Operaciones Especiales del Departamento de Policía de Minneapolis.

Es la primera vez, desde que presentara su plan para el control de armas a principios de enero, que el presidente defiende su iniciativa fuera de Washington. Con este viaje, el mandatario pretende recabar el apoyo popular para su ambiciosa iniciativa que ha sido recibida con reticencia por varios miembros del Capitolio, entre ellos varios demócratas.

Para acceder al artículo completo entra a El País.