Esta tarde, el presidente de la República, Sebastián Piñera, dio a conocer nuevas medidas de apoyo a la clase media, con el fin de contener el avance del proyecto que permite el retiro de hasta un 10% de los fondos individuales en las AFP, que se votará mañana en la Sala de la Cámara de Diputados.

  • 14 julio, 2020

La propuesta implica cambios relevantes a la propuesta realizada el domingo 5 de julio y el miércoles 8 de julio.

Subsidio a la clase media:

-El Gobierno otorgará un bono no reembolsable de $500 mil a todos los trabajadores de clase media que tenían ingresos formales entre $500 mil y $1,5 millones mensuales y que han sufrido caídas significativas de ingresos.

Este aporte no reembolsable se pagará 10 días después de promulgada la Ley e incluirá a trabajadores ocupados, suspendidos, cesantes, a honorarios y por cuenta propia, que hayan sufrido una caída de 30% o más en sus ingresos formales. Este bono también favorecerá, con montos decrecientes, a aquellos trabajadores con ingresos entre $ 1,5 millones y $ 2 millones mensuales y que hayan tenido caídas de ingresos.

Préstamo estatal solidario:

– Para aquellos que hayan visto caer sus ingresos y lo necesiten, el Estado otorgará adicionalmente un préstamo solidario que compensará hasta un 70% de la caída de los ingresos y se otorgará en tres cuotas mensuales, con un máximo de $ 650 mil por cuota y un monto máximo del préstamo de $1 millón 950 mil.

El préstamo tendrá una tasa de interés real igual a cero, tendrá un año de gracia, tres años de pago con un máximo de 5% del ingreso, y al término de estos cuatro años, si una familia no ha podido cancelar íntegramente este préstamo, el Estado lo condonará.

Protección de la Vivienda:

– Postergación por seis meses de los dividendos hipotecarios, gracias a una garantía estatal.

– Subsidio de arriendo durante tres meses, por hasta $250 mil y para arriendos de hasta $600 mil mensuales, que cubrirá hasta el 70% del valor del arriendo, para las familias que hayan tenido caídas en sus ingresos de 30% o más.

– Postergación de las contribuciones de bienes raíces del segundo semestre, para todas las primeras viviendas con avalúo fiscal inferior a 5 mil UF para familias que hayan tenido caídas de ingresos.

Educación superior

– Nuevo plazo y oportunidad para que los estudiantes de la educación superior que lo necesiten, puedan postular a financiamientos preferentes del Estado y una postergación de hasta tres meses del pago de las cuotas del Crédito con Aval del Estado (CAE).