Los empresarios tienen la responsabilidad de inspirar y motivar a sus empleados para cumplir con la misión, pero para ello, se necesita de aprendizaje constante y autosuperación. Mientras el trabajo madura y el número de empleados crece, los mejores miembros de su equipo pueden sentir que la cultura de la empresa ha cambiado mucho de […]

  • 3 noviembre, 2015

jefe

Los empresarios tienen la responsabilidad de inspirar y motivar a sus empleados para cumplir con la misión, pero para ello, se necesita de aprendizaje constante y autosuperación.

Mientras el trabajo madura y el número de empleados crece, los mejores miembros de su equipo pueden sentir que la cultura de la empresa ha cambiado mucho de lo que era en un principio, lo que los empuje a querer irse a probar otros proyectos.

Estos son [tweetable]nueve útiles consejos para continuar con el desarrollo de sus habilidades de liderazgo[/tweetable], mientras que mejora la cultura de su empresa y capacita a sus trabajadores a lograr más en sus vidas profesionales y personales.

1. Practicar la paciencia

Cuando las cosas vayan mal, evite reaccionar de forma exaltada. Aléjese de la situación y tome unos minutos para procesar lo que está sucediendo. Así tomará un enfoque más cauteloso y prudente a la hora de tomar decisiones.

2. Reclutar personas talentosas e inteligentes

Para rodearse de personas que le ayudarán a desarrollar y fomentar mejores hábitos de liderazgo, contrate agencias, empleados y contratistas que destaquen en lo que hacen, incluso si su negocio no requiera necesariamente de su apoyo. Tenerlos ayudará a mejorar el entorno del lugar de trabajo.

3. Ser vulnerable

Aunque es valioso evitar actuar cuando está de mal humor, es valioso poder compartir sus problemas y preocupaciones con su equipo. Cuando se sienta estresado, admítalo libremente. Ser abierto en estos temas puede ser un alivio, y muchas veces las personas que lo rodean estarán más dispuestos a extender una mano para ayudarle.

4. Intente algo diferente

A medida que aprenda nuevas cosas, desarrollará diferentes perspectivas acerca de usted mismo y el mundo que lo rodea. Exponerse a nuevas experiencias lo ayudarán a descubrir nuevas estrategias para hacer frente al estrés en el trabajo y a resolver problemas.

5. Ir en contra de sus convenios y su propia intuición.

Nadie es perfecto. A veces, nuestra intuición nos falla. La aceptación de este hecho le permite operar con una mente abierta, que deja espacio para la toma de riesgos audaces y a veces tropezar con éxito.

6. Programar tiempo para el descanso, la relajación y el sueño

Todo líder necesita tiempo para descargar, así evita el desgaste y el estrés. Pero tenga en mente que no es el único que necesita descansar. Si usted tiene tiempo para tomar una siesta o meditar, sus trabajadores deben tener la misma oportunidad.

7. Entrenar a otros

Ser instructor refuerza las lecciones anteriores y mejora aún más sus habilidades. Al compartir lo que sabe con sus pares usted se desarrolla como persona y profesional. Idealmente, usted tendrá que trabajar en estrecha colaboración con sus gerentes más prometedores para prepararlos a dirigir su empresa.

8. Ser voluntario

El voluntariado es una poderosa forma de aumentar sus habilidades de liderazgo. Dedicar tiempo a aprender cómo motivar a un grupo de voluntarios cuando no tendrán un cheque de pago de vuelta le hará darse cuenta de las habilidades que la gente puede desarrollar para ayudar a los demás.

9. Mejorar la salud y el ejercicio

Los pequeños cambios en su rutina de ejercicios y hábitos alimenticios pueden tener un profundo impacto en su felicidad y el rendimiento en el trabajo. Coma más alimentos que ayudan a su cerebro y programe entrenamientos semanales para mantenerse en forma.

Revise el artículo completo en Business Insider.