China busca ganar —o comprar— la confianza de los latinoamericanos. La de los venezolanos, a quienes entrega millonarios préstamos. La de los brasileros, ya que anunció que enviará una comitiva a afianzar lazos. La de los argentinos, mexicanos y ya desde el gobierno de Allende, la de nosotros, los chilenos.
Por Sascha Hannig, RRII de la FPP

  • 27 noviembre, 2018