Mientras Vietnam se convierte en el mayor beneficiario del desvío de los flujos comerciales como resultado de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, otros beneficiarios importantes serán Taiwán, Chile, Malasia y Argentina, dice el banco de inversión japonés Nomura.

  • 4 junio, 2019

En un reporte dado a conocer esta mañana, los economistas de Nomura dicen que para evitar aranceles elevados, tanto China como Estados Unidos han reducido la importación de ciertos productos entre sí, buscando sustitutos en otros mercados como Vietnam, Chile, Taiwán, Malasia y Argentina.

Este informe contradice a otro, publicado ayer, por Moody’s Analytics, que sitúa precisamente a Chile y Argentina como dos de los países que más sufrirían por la guerra comercial.

Según los economistas de Nomura, “la lucha arancelaria ha dado lugar a que Estados Unidos y China importen menos productos unos de otros, especialmente productos sujetos a impuestos más altos. Además de Vietnam, los otros principales beneficiarios de la guerra comercial son Taiwán, Chile, Malasia y Argentina”

Al observar los productos sujetos a aranceles más altos, los economistas de Nomura encontraron que los aranceles impuestos por Washington a China obligaron a las empresas con sede en Estados Unidos a comprar aparatos eléctricos para teléfonos, partes de máquinas de oficina, máquinas automáticas de procesamiento de datos, muebles y artículos de viaje a otros países, mientras que los aranceles de China a Estados Unidos llevaron a que los importadores chinos compraran soya, aeronaves, granos y productos de algodón a otros países, según la firma financiera japonesa.