La titular del Medio Ambiente -en entrevista con Capital TV- profundizó sobre el compromiso del gobierno de generar una reactivación económica post Covid 19 que sea compatible con el cuidado de nuestro ecosistema. Reafirma también el camino elegido por el país de lograr una importante reducción de emisiones de aquí al 2030 y adelanta la creación de un “fondo verde” para atraer recursos e inversiones en áreas como la conservación. Además, entrega buenos datos para aportar al medioambiente desde el confinamiento.

  • 3 julio, 2020

“Hoy día nos damos cuenta de que la forma en que hemos venido desarrollándonos, produciendo y consumiendo no es sostenible en el tiempo. Estamos agotando los recursos del planeta y para generar una relación que sea más equilibrada con él, definitivamente la crisis se plantea como una oportunidad”, asegura Carolina Schmidt. La ministra del Medio Ambiente está optimista, cree que esta pandemia puede ser una gran ocasión para que Chile y el mundo avancen con paso seguro hacia una economía más sustentable y amistosa con el ecosistema.

Es más, está convencida que la coyuntura actual puede traducirse en un aceleramiento de la transformación a un tipo de desarrollo que sea sostenible y bajo en emisiones. “Ese es el gran desafío que tenemos por delante”, agrega. Pese a que reconoce que la crisis económica genera temores sobre el tipo de estrategia de crecimiento que escogerán los distintos gobiernos del mundo para promover el crecimiento, Schmidt plantea que lo más importante es tener claro hacía dónde se va y tener certeza de cuál es el camino. En esa línea, la ministra explica que, “Chile tiene un camino ya trazado con los compromisos adquiridos -incluso en medio de la pandemia- de lo que son nuestras metas de reducción de emisiones y que hemos fijado al año 2030”.

Respecto a la situación mundial, la titular del Medio Ambiente asegura: “La historia va a determinar qué países aprovecharon la oportunidad que genera esta crisis para acelerar las transformaciones y quiénes retrocedieron. Vemos con claridad, por ejemplo, a Europa, donde toda la reactivación está siendo realizada de manera que sea sostenible. Chile, a su vez, ha elegido el mismo camino”. Eso queda de manifiesto, según la autoridad medioambiental, en el Plan de Emergencia, Reactivación y Empleo firmado por el gobierno y la oposición, el cual establece seis veces expresamente que esta reactivación tiene que ser sustentable, con un foco verde y respetando toda la normativa ambiental vigente, afirma la ministra.

Entre los desafíos ambientales que la secretaria de Estado destaca está el que Chile se transforme desde un importador de energías fósiles (energías sucias) que es hoy, a en un exportador de energías limpias, aprovechando el inmenso potencial del país en la generación de energía solar y eólica, por ejemplo. También menciona la construcción sostenible de viviendas, lo que repercutirá directamente en un ahorro de energía y en beneficios en la calidad de vida y la salud de la población.

Respecto al sistema de evaluación de impacto ambiental, Schmidt descarta tajantemente bajar los estándares requeridos para la aprobación de un proyecto. Sin embargo, señala que hace ya un tiempo se viene trabajando en procesos para agilizar los procedimientos administrativos para la otorgación de los permisos y dotar al sistema de mayor eficiencia, lo que se ha traducido en la disminución de cerca de un 20% del tiempo que tomaba un trámite de este tipo.

Más adelante, la ministra adelantó que el gobierno trabaja en el diseño de un “fondo verde”. La idea, explicó, es atraer recursos para desarrollar áreas como la conservación, donde Chile tiene ventajas comparativas con respecto a muchas partes del mundo. Asimismo, el fondo busca captar inversiones en proyectos ecológicamente amigables, como el tratamiento de aguas o planes para superar la escases hídrica que afecta a Chile hace ya varios años.

Para terminar, Carolina Schmidt entregó algunos consejos para aportar al medio ambiente desde el confinamiento. Propuso, por ejemplo, reciclar la basura e incorporar técnicas para el compostaje. También recomendó hacer un pequeño huerto.