Alphabet cayó hasta un 7,2% a US$S 1.027,03 en Nueva York, su nivel más bajo desde enero. Facebook bajó 9,3% a US$ 161,01.

  • 3 junio, 2019

Alphabet Inc., empresa matriz de Google, Facebook Inc. y Apple Inc. se derrumbaron en la bolsa cuando las compañías serían somtidas a pruebas antimonopolio en Estados Unidos después de que el Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio acordaron dividir la supervisión de los gigantes de la tecnología.

Los preparativos del Departamento de Justicia para investigar a Google, informados por primera vez el viernes por la noche, marcan el primer paso concreto de la administración de Trump para analizar la conducta potencialmente anticompetitiva de una gran empresa de tecnología. El lunes, una persona familiarizada con el tema dijo que la FTC supervisará el control antimonopolio para determinar si las prácticas de Facebook perjudican la competencia en el mercado digital. Reuters informó que el DOJ ha recibido jurisdicción sobre una posible investigación de Apple.

Alphabet cayó hasta un 7,2% a US$S 1.027,03 en Nueva York, su nivel más bajo desde enero. Facebook bajó 9,3% a US$ 161,01. La noticia también hizo que las acciones de Amazon.com Inc. bajaran hasta un 5,4% y Apple un 2,7%.

«Si el DOJ avanza, una investigación probablemente envalentonaría a los críticos de Facebook, Amazon y otros gigantes de la tecnología también, lo que provocaría un aumento de la retórica durante el año electoral de 2020», escribieron los analistas dirigidos por Justin Post en Merrill Lynch a los inversores. .

Amazon también podría ser analizado como resultado de un nuevo acuerdo entre reguladores que lo coloca bajo la jurisdicción de la FTC, informó el Washington Post el fin de semana.

Los funcionarios antimonopolios estadounidenses están bajo una presión cada vez mayor de los legisladores demócratas y republicanos para intensificar el control de los gigantes de la tecnología, y varios candidatos presidenciales ya han intervenido. La senadora de Massachusetts Elizabeth Warren presentó un plan detallado para separar a los gigantes de la tecnología en marzo.

Los funcionarios europeos ya han estado persiguiendo agresivamente los casos antimonopolio contra firmas de tecnología estadounidenses, incluida Google, mientras que hasta el momento, Estados Unidos no ha intervenido.

Eso puede estar cambiando en medio de las continuas críticas de que la aplicación laxa en los EEUU ha permitido que las plataformas tecnológicas dominen sus mercados. A principios de este año, la FTC estableció un grupo de trabajo para examinar la conducta de las compañías de tecnología y sus fusiones pasadas. El presidente Donald Trump y muchos republicanos se han quejado de que Facebook, Google y Twitter Inc. suprimen las opiniones conservadoras.

Google, con un imperio de negocios en expansión que podría ser un objetivo factible, está en la oscuridad sobre el enfoque de la investigación y espera aprender más esta semana, según otra persona familiarizada con la situación. Un portavoz de Google declinó hacer comentarios.

Una investigación de Google probablemente se prolongará durante cinco años o más, causando una distracción para la administración, dijo Post de Bank of America, aunque una ruptura a largo plazo podría tener un efecto positivo en la valoración de la compañía.

«Las posibles implicaciones para Google podrían incluir nuevas regulaciones sobre prácticas comerciales o una investigación antimonopolio que conduzca a una ruptura», dijo Post. «Es muy raro separar una empresa pero no es desconocida». Post tiene una calificación de compra en las acciones.

En juego está la posición del gigante de internet como una de las compañías más rentables de la historia. A pesar de la opacidad que rodea a la insistencia de los EEUU, Google ya tiene un conjunto bien definido de argumentos para hacer retroceder frente a los problemas de competencia, perfeccionadas durante años de hacer batalla con los reguladores, especialmente la UE.

Kevin Rippey, analista de Evercore ISI, dijo que una investigación agregaría «a los desafíos a corto plazo» que enfrenta Google, pero dijo que es poco probable que una investigación resulte en cambios radicales. Para que los inversionistas se sientan «sustancialmente más preocupados» por las posibles violaciones, «el marco básico de las leyes antimonopolio de los EEUU tendrá que ser revisado», dijo.