Por: Marcelo Soto Fotos: Álvaro de la Fuente Hay coincidencia entre los analistas de que la DC fue, aparte de las encuestas, una de las grandes derrotadas en la elección del domingo. ¿Esta es la peor crisis de la historia del partido? -Probablemente, es una crisis de identidad, de convivencia y de vinculación con la […]

  • 23 noviembre, 2017

Por: Marcelo Soto
Fotos: Álvaro de la Fuente

Hay coincidencia entre los analistas de que la DC fue, aparte de las encuestas, una de las grandes derrotadas en la elección del domingo. ¿Esta es la peor crisis de la historia del partido?

-Probablemente, es una crisis de identidad, de convivencia y de vinculación con la gente, no cabe ninguna duda.

-¿Ni siquiera fue tan grave cuando la DC se dividió y algunos se fueron al Mapu?

-Nunca, porque ahí eran diferencias ideológicas y gente que optó, porque pensaba distinto. Hoy, siento que las disputas son solo por el poder y no hay generosidad.

-¿El partido perdió sintonía?

-Esta elección así lo demuestra. Pero también hay una sociedad mucho más polarizada. Creció la izquierda y la derecha extrema. Lo que une al Frente Amplio y Evópoli es que son movimientos nuevos. Los grandes derrotados son los partidos tradicionales, porque tampoco a la Fuerza de Mayoría le fue bien. Ni a la DC ni a la derecha tradicional les fue como se esperaba…

“Lo que hizo la disidencia, pidiendo la renuncia de Goic, llamando a votar por Guillier, fue muy violento e innecesario. Y habla del clima interno del partido, que es tóxico”.

“Hay que construir hacia adelante algo nuevo. Pero no veo en esta oportunidad que estén dadas las condiciones para hacer una alianza con la derecha”.

“Piñera no es mi opción. Pero quisiera que en estos días podamos tener una decisión más colectiva y no cada uno saliendo con su posición. Y en eso estamos”.

Los resultados de primera vuelta: “Hay un triunfo de Bachelet y yo creo que a ella le encanta el Frente Amplio”.

Si eres suscriptor, continúa leyendo esta nota en el papel digital.
Si aún no lo eres, suscríbete AQUÍ.