El Presidente dijo estar disponible para postergar el recuento anual para el 5 de septiembre, lo que se votará el viernes en el Senado. El discurso para el 1 de junio estaba casi listo, con cinco grandes temas y, por primera vez, consideraba un tono más político.