El desafío del Kilimanjaro ya está cerca. Revista Capital y la empresa Vertical emprenden rumbo al continente africano para conquistar su montaña más alta. Casi 6 mil metros son los que recorrerán 18 aventureros en una nueva versión de las Expediciones Capital.

  • 20 agosto, 2008

 

El desafío del Kilimanjaro ya está cerca. Revista Capital y la empresa Vertical emprenden rumbo al continente africano para conquistar su montaña más alta. Casi 6 mil metros son los que recorrerán 18 aventureros en una nueva versión de las Expediciones Capital. Por Nicolás Vial.

“El gran desafío no es sólo llegar, sino llegar bien, llegar renovado. Hombres de negocios que se olvidaron de los negocios y vivimos experiencias de montañas con desafíos físicos y espirituales. Es notable”. Esta frase sintetiza para Alvaro Gómez, gerente general de la Agencia Puerto Publicidad, lo que significa la travesía que 18 aventureros iniciarán este23 de agosto hacia el imponente Kilimanjaro, la montaña más alta de Africa. Es el tercer viaje que Revista Capital en conjunto con Vertical, realiza en el marco de las Expediciones Capital. Se trata de dos travesías al año en que empresarios y amantes del trekking se embarcan a distintos lugares del mundo para disfrutar de los más singulares paisajes y la adrenalina de escalar las cumbres más altas del mundo.

 

El ícono africano

El Kilimanjaro es la montaña más alta de Africa y está ubicada en Tanzania.
Con sus 5.895 metros de altura, es también uno de los volcanes más altos del
mundo y fue escalado por primera vez por el austriaco Ludwig Purtscheller y el
alemán Hans Meyer, en 1889. Desde 1987 es Patrimonio de la Humanidad por la
Unesco. Su ascensión, según los expertos, es en general fácil. Sin embargo, la
altitud y los 15 grados bajo cero complican el recorrido, a lo que se debe sumar
su marcada pendiente. Tres son las rutas por las que se puede subir: Marangu,
Umbwe y la ruta Machame; el grupo Capital utilizará está última para alcanzar
la cumbre.
 

Ya está todo listo para que el grupo se embarque desde Santiago al corazón del continente negro. La expedición comienza su recorrido en la localidad africana de Moshi, lugar desde la que emprenderán un ascenso de siete días hasta alcanzar los 4.600 metros de altura por la ruta de Machame, desde el Machame Park Entrante. Allí comenzarán a ascender y a establecerse en los cuatro campamentos de Shira Plateau (3.840 metros), Lava Tower (3.950 metros), Karanga Valley (4.100 metros) y Barafu Hut (4.600 metros). Luego del descenso, los asistentes participarán de un safari fotográfico de tres días en el parque nacional de Tarangire.

Y escalar el Kilimanjaro es cosa seria, para temperamentos fuertes y aventureros con experiencia. Las temperaturas extremas, el clima cambiante y la presión atmosférica que se hace sentir a cada paso son elementos que complican la travesía. Para evitar este tipo de problemas, dos experimentados montañista de Vertical guiarán la expedición, Gabriel Becker y Tomás Grifferos. El primero ya estuvo el año pasado en Nepal, expedición del año pasado en que luego de 11 días de recorrido por más de 150 kilómetros de caminata, el grupo logró llegar a la cumbre de Kalapathar, montaña de los Himalayas de 5.554 metros de altura y considerado el mirador más famoso para admirar el monte Everest. Esta zona será nuevamente visitada en septiembre, en la segunda expedición Capital del 2008 (ver recuadro).

A pocos días de iniciar el viaje, Grifferos espera con ansias esta experiencia; principalmente, por el grupo humano que está detrás y que ha estado preparándose arduamente para las exigencias que plantea este tipo de desafíos. “En términos humanos, me parece un equipo muy homogéneo, calido y dispuesto. No sé cómo van a responder al esfuerzo y a las demandas físicas que impondrá esta montaña, pero tengo claridad de que van a poner lo mejor de cada uno para sacar la pega y cumplir el objetivo”, comenta.

 

 

Preparando la escalada

Tener la intención y las ganas de escalar no es suficiente. La preparación previa es indispensable para alcanzar el punto máximo definido por los organizadores. Por eso es que el grupo ya ha realizado dos entrenamientos en las zonas de Yerba Loca y Cerro la Cruz, las que suman cuatros salidas guiadas.

Para Tomás Grifferos, la alta exigencia del recorrido impondrá a cada uno de los asistentes una gran carga psicológica y física. “Aparte de haber entrenado a conciencia, me parece que los aspectos volitivos de cada uno de ellos serán fundamentales.

{mospagebreak}

La última jornada es muy larga, con temperaturas que pueden llegar a menos 15 grados. Sobreponerse a estas adversidades demandará a un gran fuerza de voluntad por parte de cada uno, además de apoyo y colaboración por parte del equipo”, anticipa.

Preparación que no ha sido nada de fácil, ya que las exigencias de este tipo de escalada, considerando la gran altura y las condiciones extremas, obliga a cambiar una serie de hábitos. Para empezar, a los fumadores se les recomienda reducir el consumo de cigarros en un 40%. Se suma la necesidad de tener una capacidad aeróbica y resistencia muscular óptimas para aguantar largos y complicados trayectos, por lo que cada integrante –además de los entrenamientos fijados por el comité– debe preocuparse de practicar personalmente al menos cuatro veces a la semana. Y es que no se puede dejar nada al azar, un punto que cobra vital importancia respecto del equipo que se llevará. Polars con capa extra y tecnología polartech que permite controlar la temperatura corporal; zapatillas especiales con máxima adherencia para aguantar largas caminatas por terrenos irregulares y un equipo de alta montaña de nivel profesional son algunos elementos necesarios para aguantar los casi seis días de recorrido.

Otro factor importante son los resguardos relativos a la salud de los excursionistas. Con una geografía bastante diferente a la nuestra, África puede presentar un riesgo por la posibilidad de contraer diversos tipos de enfermedades. Por eso a los participantes se les exige estar vacunados contra la fiebre amarilla y la malaria, males muy comunes en esos ambientes selváticos. Igualmente, se les recomienda inmunizarse contra la hepatitis A, el tétano y la difteria, por precaución.

 

 

Buscando el gran glaciar

Los aventureros ya están con los ánimos encendidos. Uno de ellos es el vicepresidente de Estrategia Corporativa de VTR, Juan Vásquez, para quien este viaje representa una experiencia única en la vida. “Me gusta la aventura, necesito nuevos desafíos. El monte Kilimanjaro es un reto deportivo en un mundo diferente. Hay un glaciar en la cima al que le quedan pocos años. Entonces, parece ser que ir ahora es una oportunidad que no se repetirá tan fácil”, reflexiona. También ve esta expedición como una preparación a la próxima subida al Aconcagua, la montaña más alta del continente americano (casi 7 mil metros), que realizará junto a un grupo de ejecutivos de su empresa.

Similar es la visión que tiene el vicepresidente de Asuntos Legales de VTR, Jorge Carey, quien se motiva con la idea de estar en paisajes míticos y conocer la belleza de las tierras africanas. “El Kilimanjaro es una montaña emblemática en la historia de África, que ha sido representada en la literatura y en el cine como un ícono en la exploración de ese continente. Me parece increíble tener la oportunidad de conocer su mítico glaciar, del que tanto se ha escrito y que está en vías de extinción”, afirma.

Más allá de la aspiración deportiva que significa escalar casi 6 mil metros de altura con la vicisitudes del clima en contra, esta Expedición Capital, al igual que las anteriores, tiene otra virtud: ser un punto de encuentro de quienes la comparten, los que finalmente estrechan lazos que duran toda la vida. Las exigencias del recorrido obligan a desarrollar un intenso trabajo en equipo. y apoyarse mutuamente en cada paso.

Naturalmente, el grupo pasa a ser una familia, a lo que se suma la presencia de padres e hijos en el grupo, como es el caso de Arturo Salvatierra, gerente de Administración y Finanzas de Bodegas San Francisco quien, al igual que el año pasado en Nepal, viajará junto a su hijo Arturo, su hermana Cecilia y su sobrino Raúl Ignacio.

 

 

 

 

Nepal, la próxima aventura

Casi sin tregua, y para no perder el ritmo, semanas después de terminada la experiencia Kilimanjaro se realizará una segunda Expedición Capital. Desde el 15 de septiembre al 2 de octubre el destino escogido es Nepal, país donde se alzan nueve de las montañas más altas del mundo. El recorrido contempla realizar el trekking hacia el campamento base del monte Everest, el más importante de esta zona, alcanzando una altitud máxima de 5.400 metros y una ascensión de 5.600 metros. El grupo irá acompañado de los famosos sherpas o guías de la zona. Es la segunda vez que una Expedición Capital visita esta región.