Conflictos más o menos evidentes, roces históricos, diferencias culturales, demandas con mayor o menor justificación. Los países latinoamericanos enfrentan una serie de cuestiones limítrofes que, cada cierto tiempo, afloran y hacen tambalear la estabilidad regional, tal como lo demostró el reciente conflicto entre Ecuador, Colombia y Venezuela. Aquí va una revisión. Por Libardo Buitrago

  • 24 marzo, 2008