Durante este martes 17, Israel celebra elecciones generales para decidir quienes serán los 120 elegidos para ocupar los 120 escaños del Knesset, o parlamento. Según informa ABC.es, a media jornada de los comicios se registra un 36,7% de participación con más de 10 mil centros electorales habilitados hasta las 10 de la noche israelí. La […]

  • 17 marzo, 2015

Vox_benjamin Netanyahu_eleciones Israel

Durante este martes 17, Israel celebra elecciones generales para decidir quienes serán los 120 elegidos para ocupar los 120 escaños del Knesset, o parlamento.

Según informa ABC.es, a media jornada de los comicios se registra un 36,7% de participación con más de 10 mil centros electorales habilitados hasta las 10 de la noche israelí. La mayoría de los candidatos ya ha votado, entre ellos el actual primer ministro Benjamin Netanyahu junto a su esposa.

Esta elección nacional es la primera desde 2013 para elegir el gobierno, ya que en el sistema parlamentario israelí se vota por partidos en lugar de individuos.

Por ello, a continuación dejamos [tweetable]las claves para entender las elecciones parlamentarias en Israel[/tweetable]:

  • Una inesperada y reñida carrera

Times of Israel_Herzog y Netanyahu

Cuando en diciembre se anunció que estos comicios se realizarían en marzo, los sondeos mostraron que Netanyahu y el Likud, su partido derechista, mantendrían el poder del gobierno. Sin embargo, esa situación ha dado un vuelco, ya que ahora la mayoría de las encuestas revelan que la coalición de oposición de centro izquierda, la Unión Sionista, liderada por Isaac Herzog, le lleva la delantera por unos pocos puntos.

La Unión Sionista ha capitalizado en dos tendencias básicas en la política: las cuestiones socioeconómicas, particularmente el costo de la vida, se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los votantes, por sobre los problemas de seguridad con Irán o los conflictos con los palestinos, y además, parece ser que son varios los israelíes que están cansado de Netanyahu. Recordemos que el actual primer ministro lleva seis años en el poder y ha hecho campaña en seis ocasiones para ocupar ese cargo.

 

  • Aún así, el sistema político de Israel da una ventaja a Netanyahu

Incluso si su partido obtiene menos votos que el de Herzog, Netanyahu todavía se puede aferrar a su cargo.

Esto porque en el sistema israelí, los partidos ganan escaños en el parlamento de manera proporcional al número de votos que reciben. Así, para poder formar un gobierno, cierto número de partidos deben unirse en una alianza para alcanzar 61 escaños de un total de 120.

El panorama actual prevé que el Likud de Netanyahu y la Unión Sionista de Herzog ganarían menos de 30 lugares cada uno, lo que significa que ambos tendrán que atraer a gran cantidad de pequeños partidos para poder formar una coalición que les permita gobernar.

Cabe destacar que este proceso de formación de coaliciones políticas podría tomar semanas, por lo que es posible que no se sepa de inmediato quién ganó la elección.

 

  • Lo que hay que tener en cuenta

Times of Israel_Moshe Kahlon

A medida que avanza el día, son dos cosas en las que hay que estar poniendo atención. En primer lugar, una inesperada sorpresa en las votaciones, ya que las encuestas podrían equivocarse y así, Herzog, Netanyahu o los otros partidos más pequeños podrían estar por sobre o debajo de las expectativas y cambiar los resultados y el carácter del gobierno, dramáticamente.

Si todo sale como se espera, uno de los partidos que hay que seguir de cerca es el Kulanu de Moshe Kahlon, quien es ex ministro del Likud, pero ahora dirige un partido de centro que podría unirse a cualquiera de los otros dos principales para formar una coalición.

Revise el artículo completo en Vox