Levantar a la IX Región, mejorar la calidad de la educación, los índices de pobreza y la inversión privada, y fortalecer la integración con el pueblo mapuche son algunos de los desafíos que persigue CorpAraucanía, entidad que desde hace varios años trabaja para situar a la Región de La Araucanía como un polo de desarrollo potente para el país. Su presidente, José Miguel Martabid, resume el trabajo realizado.

  • 20 junio, 2012

Levantar a la IX Región, mejorar la calidad de la educación, los índices de pobreza y la inversión privada, y fortalecer la integración con el pueblo mapuche son algunos de los desafíos que persigue CorpAraucanía, entidad que desde hace varios años trabaja para situar a la Región de La Araucanía como un polo de desarrollo potente para el país. Su presidente, José Miguel Martabid, resume el trabajo realizado. Por Vivian Berdicheski.

Es la Enade del sur. El foro empresarial que reúne a los más influyentes personajes del mundo de los negocios y la política que tienen vínculos con la IX Región, se ha transformado en los últimos años en un referente obligado a la hora de hablar de eventos influyentes. Entre los expositores de Enela han pasado figuras como el ex presidente del Banco Central, José de Gregorio; el ex ministro de Hacienda, Andrés Velasco; el ex presidente de la CPC Juan Claro y el presidente de Cencosud, Horst Paulmann, quienes han destacado la importancia del evento en el devenir del país y específicamente de la Región de la Araucanía.

Con más de 8 mil asistentes que año a año se congregan en Temuco, la Enela es uno de los encuentros más concurridos e influyentes del país. Un sitial que no ha sido fácil de conseguir, considerando lo centralizado que es Chile.

Detrás de Enela está todo el equipo de CorpAraucanía (Corporación para el Desarrollo Productivo de la Araucanía), entidad que reúne a los principales gremios empresariales, universidades, sindicatos de trabajadores, empresas privadas, asociaciones de comunidades indígenas e instituciones públicas relacionadas con la actividad productiva y fomento de los negocios e inversiones de la región.

En agosto del año pasado asumió como presidente de esta organización, José Miguel Martabid. Proveniente de la presidencia de la Cámara de la Construcción de la IX Región, Martabid es un empresario del rubro inmobiliario con un alto compromiso por el desarrollo de la IX Región. Desde su llegada ha impulsado varios proyectos que ya están dando de qué hablar en la región.

-¿Cuáles son los principales desafíos que enfrenta como nuevo presidente de CorpAraucanía?
-CorpAraucania es una instancia regional inédita que se ha generado en el país en torno a una alianza pública privada que articula el desarrollo productivo de la región, y ese desarrollo lo vemos de forma inclusiva. CorpAraucania tiene un tremendo potencial en ese sentido: incorporando a los pequeños y medianos empresarios en esta gran tarea que es potenciar a La Araucanía, que tiene un gran déficit en inversión privada. Estamos muy entusiasmados y empeñados en fortalecer este aspecto de CorpAraucanía, para lo cual hemos conversado con el intendente, con autoridades y parlamentarios, de tal forma de contribuir a generar un gran acuerdo regional que permita la articulación de la inversión, y que especialmente pueda llegar directamente a los que más lo necesitan, que son los pequeños y medianos empresarios; incluyendo al pueblo mapuche. Todo esto, vía alianzas productivas, con estudios y seguimientos técnicos y económicos de la inversión, para que ésta no sólo sea un subsidio sino que genere desarrollo productivo, de tal forma de colaborar con el gobierno en estas tareas. Estoy empeñado en potenciar el rol articulador de CorpAraucanía.

-¿Qué cosas concretas han realizado hasta ahora?
-El trabajo desarrollado en los primeros meses ha sido muy potente. Generamos reuniones con todos los parlamentarios, el intendente, presidentes de gremios, rectores de todas las universidades y, en general, con una serie de actores relevantes de la región, con el objetivo de percibir la visión que ellos tienen de CorpAraucanía y de sus desafíos futuros. Después de eso realizamos el taller Araucanía y Punto, en el que se seleccionaron proyectos de alto impacto para la región. Hoy estamos en una línea bastante interesante de plasmar algunas de estas iniciativas de manera concreta. Sé que muchos no son temas fáciles, pero si tomé el desafío de asumir la presidencia, me la voy a jugar al ciento por ciento por ellos.

-¿Qué falta para el desarrollo más potente de la región?
-La región requiere, para lograr su desarrollo, la inclusión de todos los sectores; en especial, del pueblo mapuche, generando las condiciones para atraer la inversión privada. Esta región ha sido históricamente postergada por haber sido fundada con posterioridad al resto de las demás, lo que ha generado retraso en áreas estratégicas de desarrollo. Algunas de estas debilidades son la baja calidad en la educación, altos niveles de pobreza, alta población rural y la hasta ahora no resuelta integración del pueblo mapuche. Por esta razón, La Araucanía requiere de un tratamiento especial por parte del Estado de Chile, que le permita superar sus falencias estructurales.

-¿Cuán importante es Enela para los objetivos de esta región?
-Enela ha sido un hito significativo de los últimos años para La Araucanía, en en el que se plantea y se discute la problemática regional con actores y autoridades nacionales. No olvidemos que estamos en un país tremendamente centralista y es algo que debemos vencer: no podemos depender de la capital para todo. Enela pone sobre la mesa este tipo de falencias, así como también nuestras virtudes, ventajas y capacidades para poder funcionar de forma autónoma desde el punto de vista administrativo, con la capacidad de tomar decisiones a nivel local.

-¿Cómo se pretende seguir avanzando para que Enela tenga cada vez mayor influencia?
– Enela no sólo debiera ser un espacio de una vez al año, sino que debiera tener una continuidad el resto de los meses, de manera que las temáticas tratadas en él queden plasmadas en grupos de trabajo que pudieran crearse. Enela no sólo debiera ser una instancia para ir a escuchar; debe tener un viraje en ese sentido, de promover la interacción con los participantes, lo que a mi juicio permitiría encontrar nuevos liderazgos y nuevas personas que quieran aportar a la región y al desarrollo productivo, que es lo que más nos interesa como CorpAraucanía.

Mejoras en el Simce
-El año pasado gracias a la Fundación AraucaníAprende, lograron mejorar los resultados del SIMCE de lenguaje en la región. ¿Han seguido avanzando en esa línea?
-Desde el 2006 a diciembre de 2011, 8 mil niños han sido beneficiados con el trabajo de AraucaníAprende en el programa Rescate Lector. Un trabajo que ha recibido el apoyo del ministerio de Educación, de numerosos empresarios regionales e importantes distinciones. De tener el último lugar en el Simce de lenguaje el año 2004, el 2010 se avanzó al séptimo. Y aunque los logros no se atribuyen exclusivamente al trabajo de la Fundación, no se puede restar méritos a su esfuerzo y empuje por que la región salga adelante. En Simce 2011, la región ocupó el tercer lugar nacional en lenguaje y las escuelas de AraucaníAprende superaron a la región: La Araucanía bajo dos puntos su promedio, mientras que las 19 escuelas con las que trabajó la Fundación lograron en promedio un alza de 5 puntos.

-¿Los han llamado de otras regiones para replicar este modelo?
-El ministerio de Educación pretende que la experiencia de AraucaníAprende se replique en otras regiones, especialmente en el norte, que aún se mantiene con índices bajos en el Simce.

El trabajo de la Fundación, además ,ha sido valorado por otras entidades que han visto en ella un ejemplo a seguir. En 2008 fue seleccionada por la Fundación País Digital como uno de los 50 casos ejemplares de educación. El 2009 recibió el Premio Avonni, del Foro Innovación, TVN y El Mercurio, como una innovación a nivel nacional. Y en 2011 quedó entre los 20 finalistas a nivel mundial del Premio WISE o Foro Mundial de Innovación en la Educación, de la Fundación Qatar. Este último reconocimiento consideró tres componentes: inversión, innovación e inclusión. Y aunque no se logró recibir el premio, sin duda se logró posicionar y valorar el trabajo de AraucaníAprende a nivel internacional.

-¿Cómo ve a la región en los próximos 5 años?
-La población mapuche representa un 33,6%; la población rural es de un 32,3 % y la pobreza alcanza a un 27,1 % versus el 15,1% del país, por lo que se necesita una mirada de largo plazo, una carta de navegación con una mirada intercultural, que incorpore al mundo mapuche en la actividad productiva y en el desarrollo social y cultural de la región.