El empresario reconoce que inicialmente reaccionó con perplejidad ante el coronavirus, pero a poco andar decidió tomar acciones concretas y se sumó, a través de la fundación Copec-UC, con financiamiento y apoyo al proyecto que lidera el bioquímico Alexis Kalergis. “Las grandes empresas tenemos el deber de realizar contribuciones directas que ayuden a paliar la crisis. Ese es un imperativo ético”, explicó a Capital.
Ilustración: María Schultz

  • 10 junio, 2020