Las medidas discutidas hoy en Bruselas por los ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea (UE) van desde un mayor intercambio de información de inteligencia a un endurecimiento del control de las fronteras exteriores de la Unión Europea, que podría afectar también a los nacionales del área Schëngen, la zona de libre circulación […]

  • 20 noviembre, 2015

unionEuropea_lavozdegalicia

Las medidas discutidas hoy en Bruselas por los ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea (UE) van desde un mayor intercambio de información de inteligencia a un endurecimiento del control de las fronteras exteriores de la Unión Europea, que podría afectar también a los nacionales del área Schëngen, la zona de libre circulación que comparten 26 países europeos.

La reunión extraordinaria en Bélgica se convocó el domingo, dos días después de los atentados de Estado Islámico en París. Las mayoría de las medidas no son nuevas, ya que muchas de ellas ya se pusieron encima de la mesa tras el atentado de enero contra la revista francesa Charlie Hebdo.

Según el borrador de conclusiones de la reunión, entre las principales novedades se encuentra el refuerzo de la frontera exterior del área Schëngen. Esto se ha convertido en una prioridad para Francia y otros países, tras conocerse que ocho de los terroristas involucrados en los atentados tenían pasaportes europeos y, algunos de ellos, habían viajado a Siria.

El objetivo de la medida, según explican fuentes diplomáticas, es que ese endurecimiento de las condiciones de acceso, que afectarían tanto a ciudadanos de terceros países como a nacionales, apacigüe eventuales tentaciones de levantar de nuevo las fronteras interiores.

Revise el artículo original en Diario Financiero.