Por primera vez fue la presidenta de la fundación familiar quien dio a conocer el aporte. “En este momento tan complejo y difícil para Chile y el mundo muchos chilenos no podrán aportar a esta causa por lo que nos pareció aún más importante estar presentes y redoblar nuestro esfuerzo”, asegura Paola Luksic a Capital.

Cerca de las 00:10 del sábado, Mario Kreutzberger hizo un anuncio. Mientras mostraba de fondo las imágenes del nuevo centro Teletón en Antofagasta -que iba a ser el gran anuncio de este evento, pero por la contingencia no pudo ser inaugurado- Don Francisco leyó una carta firmada por Paola Luksic. En ella, la presidenta de la fundación familiar dio a conocer el monto de la donación: 2 mil millones de pesos.

El viernes a las 3 de la tarde, Ximena Casarejos, directora ejecutiva de la fundación Teletón, recibió un mail de cuatro párrafos redactado por Paola Luksic, presidenta de la institución que maneja la filantropía familiar, dirigido a Mario K, que decía: “Quiero saludarte a la distancia, en estos momentos tan difíciles para todos, en esta Teletón distinta, muy especial, pero que sigue, con el mismo ímpetu de siempre, ayudando todos los días a miles de niños y niñas de todo Chile”. Luego de anunciar el millonario aporte agregaba: “Un gran abrazo, Mario, gracias a ti como siempre por tu entrega, y mucha suerte en este tremendo desafío, que enorgullece y une a los chilenos”.

Es la primera vez que la cuarta de los cinco hermanos Luksic comunica sola la donación. Hasta entonces había sido Andrónico, o la matriarca, Iris Fontbona quienes lo hacían, incluso de manera presencial en el evento, para anunciar el aporte de la familia. Sin embargo, dado que las entregas se canalizan a través de la Fundación Luksic -ya que son independientes de los aportes de las empresas del grupo, como CCU o Banco de Chile-, se decidió este año que sería ella quien a partir de ahora tomaría un rol más relevante.

Cercanos a la heredera aseguran que es Paola quien “corta el queque” en cuanto las donaciones y se las comunica a sus hermanos en los directorios. Esta vez, la decisión la tomó a mediados de marzo. “Siempre hemos apoyado la Teletón tanto como empresas y como familia. En este momento tan complejo y difícil para Chile y el mundo muchos chilenos no podrán aportar a esta causa por lo que nos pareció aún más importante estar presentes y redoblar nuestro esfuerzo”, asegura Paola Luksic a Capital.

A través de la Fundación Luksic la familia está canalizando también la importación desde China de un millón de mascarillas, y de la misma forma gestionó el aporte a la CPC para el Fondo Privado de Emergencia para la Salud.

Relación familiar

La relación de los Luksic con la institución de rehabilitación es de décadas. En 2014 anunciaron la construcción de un nuevo centro de 3 mil metros cuadrados en Antofagasta. Para ellos comprometieron alrededor de 10 mil millones de pesos y otros 3 mil para la operación de los primeros tres años.

Mario Kreutzberger tiene línea directa tanto con Andrónico como con Paola Luksic, con quienes habla por teléfono y por Whatsapp. Don Francisco viajó en noviembre a la segunda región junto a la presidenta de la fundación familiar a ver en terreno los avances del nuevo centro, mientras que con el presidente de Quiñenco compartió en enero en la premiación de los mejores emprendedores de la Fundación Impulso Chileno. Esa vez, Andrónico lo convidó personalmente por Whatsapp.