Tras más de veinte años de experiencia en medios de comunicación y consultoría, Claudio Ramírez lanzó Consiglieri. Convencido de que es posible entregar un servicio de los más altos estándares, conservando siempre estructuras senior, próximas y flexibles, pero sin perder el foco de que la prioridad son los clientes.

  • 21 julio, 2020
Claudio Ramírez, socio de Consiglieri

 Escuchar. Eso es lo primero. Lograr que el cliente confíe y se abra. Después, dejar que los sentidos vayan actuando. Las problemáticas hay que sentirlas, tomarles el pulso. Intuir las salidas, las ganancias y las pérdidas, pero, sobre todo analizar las soluciones, porque las conoce.

Es ese el espíritu del trabajo que a Claudio Ramírez, y a su equipo, le apasiona. No hay matices. No está para hacer lo que le digan. Está para hacer lo que hay que hacer, escuchar y asesorar. Tomar lo que sus sentidos han captado y vivido para, entonces, aconsejar. Como los consiglieri. El nombre ya se le había acomodado en alguna parte de la memoria cuando vio “El Padrino”, hace más de 20 años, y, casi sin notarlo, llamó su atención la figura de Robert Duvall interpretando a Tom Hagen, quien a punta de intuición y escucha activa se convertiría en el consejero de Don Corleone. Lo pensó y, pese a que para algunos podría ser un nombre algo extraño, dado el giro del negocio, no tuvo dudas de que esa sería la marca destinada a hacer algo distinto, pero no era el momento, sería más adelante.

Después de más de 20 años como editor de medios, estar a cargo de las comunicaciones en diversas empresas, lanzar y liderar proyectos, tales como la oficina local de una multinacional de comunicaciones y asuntos públicos, Ramírez puso en marcha en 2017 la que es su tercera experiencia con una firma propia, pero esta vez, alejándose de modelos tradicionales y poco centrados en el cliente, como los define, creando una consultora especialista en reputación corporativa y gestión de crisis. La clave, apelar a su trayectoria, y casuística, para hacer algo diferente a los negocios donde ha participado. Ahora, a una escala más humana, más cerca de los clientes, como siempre debió haber sido, sentencia.

Fue entonces cuando ideó Consiglieri, desde la premisa de la dedicación, el cariño por el trabajo bien hecho y, claro, por asumir que, él y su equipo, deben ser los consejeros frente a un objetivo de negocios o, en algunos casos, un problema.

“Un diferencial relevante es el entendimiento del negocio y de todas las variables que pueden o podrían afectar al cliente. Asimismo, por mi experiencia como ejecutivo, también sé lo que es estar al otro lado de la relación, lo que ayuda a encontrar soluciones más eficientes”, dice Ramírez para definir a su consultora.

En el contexto de incertidumbre global que afecta a los negocios se necesita, precisamente, que las empresas y sus ejecutivos, entiendan cómo relacionarse en un entorno incierto y tomar decisiones ante los riesgos que se vislumbran. Es aquí donde Consiglieri coloca su experiencia sobre la mesa y el trabajo de años con clientes, tales como la clasificadora de riesgo Feller Rate, el multifamily office ADDWISE, la empresa de soluciones financieras Nuevo Capital y la tecnológica SAMTECH, por mencionar algunos.

“Es crucial ser empáticos y entender bien el negocio de cada cliente, analizar sus necesidades y trabajar personalmente en la búsqueda de soluciones. Es un ‘trabajo de sastre’ frente a cada desafío y con mucha dedicación, pues entendemos y vivimos su negocio como si fuera el nuestro. Eso es lo que se valora. Si hay que arremangarse lo hacemos, y mucho, y no tenemos complejos en ello. De hecho, los clientes lo valoran y mucho”, agrega.

Para potenciar esta mirada, Consiglieri lanzó recientemente un área llamada “Inteligencia Prospectiva”, en la que se analizan los escenarios a considerar frente a futuras decisiones y que está dirigida por Libardo Buitrago, quien recientemente asumió como Director Ejecutivo de la plataforma latinoamericana de negocios para la promoción y desarrollo del emprendimiento, Red América, el que aporta desde su experiencia, tanto en cargos diplomáticos como a nivel gerencial, y que, además, potencia los servicios de coaching y talleres para ejecutivos que la consultora imparte, hoy vía Zoom, en el contexto de la crisis sanitaria. Por otra parte, la firma está trabajando en el área de Advocacy Digital, entendiéndola como una herramienta estratégica para ejecutivos y empresas, especialmente en Linkedin, tema que conocen bien, pues Ramírez trabajó con la marca en Chile.

Los próximos pasos de Consiglieri –en alianza con algunas de las principales agencias independientes del mundo y que está incluida como consultora experta en gestión de crisis y reputación en el ranking de Leaders League– apuntan a un renovado concepto, nueva web www.consiglieri.cl y una profundización de sus servicios, sobre todo en el área Digital, y en la asesoría a empresas y, especialmente, a sus ejecutivos en el entendimiento y acompañamiento en esta nueva realidad, durante y post Covid-19.

“El nuevo escenario, muy ajustado en todo orden de cosas, requiere consultoras que estén al lado del cliente, siendo empáticos, acompañándolos en sus dolores y disponibilizando todos los recursos posibles para sacar adelante sus negocios. Si hoy no es el momento de estar al lado del cliente, no lo es nunca”, concluye Ramírez.