Jelly siempre parece estar dos pasos adelante. La agencia de alma 100% digital acaba de cumplir 10 años y ya están pensando en los próximos 10: acaban de lanzar un área de PR y siguen concentrados en lo más importante: el contenido.

  • 5 agosto, 2020

Siempre dos pasos adelante. Este pareciera ser el mantra de la agencia Jelly, que tiene un alma 100% digital. Acaban de cumplir 10 años, en los cuales han asesorado a más de 30 grandes marcas: desde Google y Lenovo a Toyota y el Banco Santander. Hoy entre sus clientes destacan Mallplaza, Sony Music Chile, DiDi, Viña Ventisquero y AIEP, por nombrar a algunos. Según cuenta su director ejecutivo, Manu Chatlani, “nuestro rol siempre ha sido anticipar hacia dónde hay que ir en digital, qué es lo próximo que viene y así preparar a las marcas para que se puedan conectar con su audiencia de manera exitosa”.

Jelly nació el 2010, año en el que las redes sociales eran vistas como algo pasajero y el marketing era más bien tradicional y análogo. Pero Chatlani estaba convencido de que esto sería más que una moda y que era necesario adelantarse a lo que venía.

 

Estar siempre atentos a nuevas tendencias es una de las necesidades para triunfar en digital. Un ejemplo de esto es TikTok, red social que ha crecido mucho este año llegando a tener 800 millones de usuarios en el mundo y más de 2,5 millones de cuentas en Chile. “Ya no están solo los de la generación Z, también hay millennials y otros. “Las marcas tienen que estar donde están las personas y creando contenido relevante, que sea capaz de conectar con las audiencias. Es lo que hacemos.”, dice el fundador de Jelly.

 

Pandemia y trabajo remoto 

 

Sumergirse en el mundo digital no fue lo único vanguardista de la agencia. Desde 2010 implementaron el trabajo remoto de manera paulatina, hecho que, diez años después, terminaría por jugar a su favor. “Nos preguntaban si era cierto, nadie entendía bien esto de trabajar desde la casa”, asegura Constanza Rosas, socia y directora de cuentas.

 

Se plantearon la  meta de trabajar completamente de manera remota de cara al 2023 pero la pandemia aceleró las decisiones haciéndoles ver que estaban listos para este desafío, concretando este objetivo en junio. “Teníamos trabajo remoto dos días a la semana y ya durante el estallido social la mayor parte fue remota. Eso sirvió como prueba y el primer mes de pandemia nos dimos cuenta de que estábamos listos”, agrega.

La premisa para innovar en esta área está arraigada en el ADN de la agencia. “Las ideas y la creatividad no están amarradas al escritorio. ¿Por qué solo en un escritorio se te va a ocurrir algo creativo? Siempre tuvimos esa forma de verlo”, comenta Chatlani.

 

Y esa creatividad la han demostrado impulsando campañas y contenidos que van desde la coordinación de la transmisión en redes sociales de los musicales de Mallplaza y el lanzamiento del área dramática de MEGA, hasta la creación de un video global para Ricky Martin y su sello, Sony Music.

 

Para trabajar remotamente de manera óptima usan Basecamp, software de trabajo colaborativo que permite ordenar en qué está cada persona, proyecto y marca. Todos pueden hablar con todos, pero manteniendo cierto orden y evitando el uso de mails o WhatsApps al interior de la jalea. “Nos tomamos en serio la pega del trabajo remoto. Para la post pandemia ya tenemos un lugar físico pequeño para poder juntarnos a debatir sobre ideas y estrategia, si así lo sentimos necesario. Pero el 95% del tiempo estaremos en modalidad remota”, sentencia Juan Pablo Robertson, socio y CFO.

 

Además, en la agencia la felicidad del equipo es algo central. Su análisis es que si la gente no es feliz de verdad, es difícil hacer contenido entretenido que vaya a hacer feliz a las marcas y a su audiencia. “Por eso todos tienen cinco semanas de descanso en el año”, sonríe Robertson.

 

A pesar de la pandemia, el 2020 ha sido un año de innovación y eso, sumado a la alta demanda por digital, ha hecho que no hayan visto un freno en la inversión. Justo antes de la crisis del Covid lanzaron un área de comunicaciones -que sigue creciendo- y están por dar a conocer un proyecto para ayudar y acelerar la entrada de las empresas medianas y grandes al mundo del e-commerce.

 

¿Qué pasa después del Covid-19?

 

“Creemos que la gente va a seguir consumiendo, pero hay un cambio de visión, las personas van a preferir marcas con sentido, con un propósito claro, que entreguen algo a la comunidad. Es hora de ser relevantes y ayudar a esas marcas a ser mejores y comunicar mejor”, dice Constanza Rosas.

 

Hace un par de años vienen haciendo investigación y ya preparan una serie de estudios en Chile que tienen que ver con profundizar el conocimiento en digital y estudiar tendencias que se mantendrían post pandemia. “Estamos en un momento de crisis global donde gran parte de las cosas van a cambiar. Siempre estamos intentando ver hacia dónde creemos que nos dirigimos”, agrega Chatlani. Sin embargo, el foco no cambiará: darle valor al contenido de la marca, historias y experiencias y no interrumpir y joderle la vida al consumidor. “El buen contenido siempre gana. Siempre”, afirma Rosas.