Esta mañana, la científica Claudia Sheinbaum se convirtió en la primera jefa de gobierno de la populosa capital mexicana. En su equipo hay una chilena: la arquitecta Myriam Urzúa Venegas.

  • 5 diciembre, 2018

Al frente de la Protección Civil de Ciudad de México, que ahora comenzará a llamarse “Centro Integral de Atención y Gestión de Riesgo” estará una chilena: la arquitecta Myriam Urzúa, quien este mediodía juró como parte del gabinete de la científica Claudia Sheinbaum, la primera alcaldesa de la populosa capital mexicana.

Urzúa, quien cuenta con estudios de postgrado en urbanismo en la UNAM y la Universidad de Chile y ha estado por 40 años trabajando en temas de gestión urbana y ambiental en diversos países de América Latina será la responsable de modificar el servicio de administración de emergencias de Ciudad de México. La tarea que le encomendó Sheinbaum es crear un plan de actuación para fenómenos naturales como terremotos e inundaciones.

“Vamos a trabajar para que tengamos un plan de emergencia en caso de eventos extremos, en que cada ciudadano, no importa el papel que juegue en la ciudad, tenga claro cuál es el papel que tiene que jugar a nivel de calle, trabajo, etcétera, donde sepamos qué hacer en el momento de un sismo, por ejemplo”, dijo en declaraciones al diario el Universal de México.

Entre sus tareas también figurará revisar la tecnología de los altavoces que informan de la próxima ocurrencia de un sismo en la ciudad y que han registrado sucesivas fallas en los últimos meses.

Claudia Sheinbaum es física e ingeniera. Integró el Panel Intergubernamental de expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU, equipo que ganó el Nobel de la Paz en 2007. Desde su juventud ha estado vinculada a la izquierda y al nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.