A través de Cruz del Sur, el grupo Angelini está decidido a dar un nuevo impulso a sus negocios financieros. En sólo seis meses ya ha movido varias piezas. Compró la participación de su socio Moneda Asset Management en el área de fondos mutuos, hizo cambios en el equipo ejecutivo y creó una nueva unidad encargada de buscar oportunidades de inversión. 

  • 2 abril, 2008

 

A través de Cruz del Sur, el grupo Angelini está decidido a dar un nuevo impulso a sus negocios financieros. En sólo seis meses ya ha movido varias piezas. Compró la participación de su socio Moneda Asset Management en el área de fondos mutuos, hizo cambios en el equipo ejecutivo y creó una nueva unidad encargada de buscar oportunidades de inversión. Por Cristián Rivas Neira. Fotos, Verónica Ortíz.

“Tras la venta del negocio de seguros generales, donde el grupo Angelini lideraba el mercado local, las expectativas del sector apuntan a que el conglomerado se desprenderá a futuro de Vida Cruz del Sur”, decía un artículo de prensa en octubre de 2005, cuando el holding anunció el cierre de una operación de 120 millones de dólares con Royal & Sun Alliance.

Claro. La apuesta del mercado era que Angelini se enfocaría en sus negocios principales –léase forestal y pesca– y que, bajo ese predicamento, el rubro financiero estaba lejos de sus objetivos.

Craso error, porque la operación en el área de seguros de vida no sólo se mantuvo, sino que en el último tiempo incorporó nuevos ejecutivos, directores y planes de crecimiento que, con la reserva y prudencia que caracterizan a este holding, tendrán a Angelini entre los actores destacados del negocio financiero. Un hecho relevante, en especial cuando el mercado observa de cerca los movimientos y posicionamiento del grupo tras el fallecimiento de quien llevara las riendas del negocio en agosto del año pasado.

Un hecho que llamó la atención, por ejemplo, fue la llegada hace justo un mes del ex socio de Moneda Asset Management, Axel Christensen, quien se instaló en las oficinas de la compañía de seguros de vida, en el cuarto piso de El Golf 150, edificio donde operan las empresas del grupo Angelini. El rol de Christensen es estratégico, porque asumió la gerencia general de Inversiones Cruz del Sur, una nueva instancia ejecutiva que el grupo puso en marcha y que busca reimpulsar sus inversiones en el sector.

 

 

 

De izquierda a derecha, Axel Christensen, a cargo de las inversiones, Juan
Pablo Orellana, en fondos mutuos, Andrés Lehuedé, en la gerencia general, Mikel
Uriarte, en la presidencia, yJaime Blanco en el área hipotecaria.

Bajo ese escenario, no están cerrados a ninguna oportunidad. Los principales ejecutivos de la compañía advierten que no sólo buscarán crecer en las áreas donde hoy están presentes a través de seguros de vida, fondos mutuos y créditos hipotecarios, sino que también están abiertos a evaluar un sinnúmero de otras actividades, con el objeto de lograr una presencia más transversal en el mundo financiero.

“Estamos iniciando una nueva etapa y no nos negamos a ningún proyecto vinculado al área de riesgo y financiero. Tenemos la misión de crecer orgánicamente, pero también estar atentos a alternativas que se presenten, porque el grupo tiene interés en desarrollar estas actividades. Estamos abiertos a oportunidades, ya sea de compra de otras compañías o de otras actividades financieras relacionadas”, recalca Mikel Uriarte, presidente de Cruz del Sur.

El primer paso en la decisión de profundizar las
inversiones del grupo en el sector financiero vino
dado en agosto del año pasado, cuando compraron el
40% de participación que Moneda Asset Management
tenía en la Administradora General de Fondos.

El gerente general, Andrés Lehuedé –también un ejecutivo experimentado en la industria financiera– lo describe de una forma más gráfica. “Para tener presencia en el negocio financiero es necesario estar con una oferta integral en todos los productos que nuestros clientes requieran en términos de su gestión de patrimonio. Ya estamos en muchos de ellos, y si se hace necesario entrar a otros negocios con el objetivo de cumplir ese mandato y dar una solución integral a los clientes, lo vamos a hacer”.

Ahí el espectro da para todo, porque las áreas de interés y estudio van desde el negocio financiero hasta las administradoras de fondos de pensiones, salud y corredoras de bolsa, entre muchas posibilidades. Un margen amplio que ya los tiene de cabeza analizando oportunidades, dice Uriarte. Agrega que incluso ya han tenido algunos acercamientos con proyectos que están en plena etapa de evaluación y descarta, de momento, buscar oportunidades fuera de Chile, porque a nivel local todavía hay margen para insertarse y crecer en distintas áreas, asegura.

{mospagebreak}

La decisión de fortalecer su presencia en el sector financiero fue tomada con la aprobación del fallecido patriarca del clan, Anacleto Angelini, pero fue precisamente al momento de su muerte, en agosto del año pasado, cuando recién comenzaban a gestarse los primeros cambios.

Tras la partida, Roberto Angelini debió hacerse cargo de la gestión global de los intereses del grupo, lo que lo obligó a dejar la presidencia de Cruz del Sur en manos de un estrecho colaborador de la familia, Mikel Uriarte, también presidente de la Asociación de Aseguradores. Su trabajo se inició con una reestructuración de la compañía, moviendo algunas de sus piezas para enfrentar de mejor forma los nuevos desafíos.

 

Lo primero fue nombrar a Andrés Lehuedé como gerente general de Cruz del Sur Vida, empresa que hace las veces de paraguas para las tres áreas en que operan hasta ahora. El grupo buscaba un ejecutivo que liderara la operación del proyecto y Lehuedé ya contaba con varios años de experiencia en la firma, pues lo contrató Uriarte en 2002 y estuvo a cargo de formar la administradora general de fondos, proyecto que se implementó en asociación con Moneda Asset Management.

 

Entre los cambios también estuvo la llegada en febrero de este año de Juan Pablo Orellana, que venía del Santander, para asumir la gerencia general de la Administradora General de Fondos (AGF). Y al mes siguiente, el ya mencionado Christensen. Todos ellos, sumados al gerente general del área hipotecaria, Jaime Blanco, conforman el grupo de ejecutivos que está a cargo de enfrentar este desafío financiero.

 

Las señales

 

Uriarte está consciente de los rumores que acompañaron la venta del área generales en 2005. “En un momento se decidió vender seguros generales porque las condiciones de mercado y las ofertas que se dieron hacían conveniente la venta para reforzar y concentrarnos en este proceso que viene ahora. Pero no se descarta que en algunos años volvamos nuevamente a seguros generales”, enfatiza Uriarte.

 

Por eso, explica, continuaron trabajando muy en silencio por casi dos años. De hecho, no se supo mucho de esta área hasta agosto del año pasado, cuando nuevamente sorprendieron al mercado al anunciar la compra del 40% de participación que tenían sus socios de Moneda Asset en la Administradora General de Fondos (AGF), justo en el momento en que ya se habían decidido los nuevos pasos.

 

La operación se sustenta en la idea de entrar libremente en otros negocios complementarios a este segmento. De hecho, Lehuedé comenta que hace poco comenzaron a trabajar un fondo dirigido a proyectos de innovación de la Fundación Copec-UC. “Al haber tomado el 100% de la propiedad de AGF, no tenemos restricciones de ofrecer fondos a otros segmentos de inversionistas. Dado que estamos creando un equipo de inversiones de primer nivel, pretendemos cubrir diferentes segmentos de inversionistas”, sostuvo el ejecutivo.

 

En concreto, la compra a Moneda fue una de las primeras señales que marcan el reenfoque de la compañía en lo relativo al negocio financiero. “El mundo de hoy requiere una ampliación en el sector financiero e integración de productos y, evidentemente, acá hay una decisión de fondo del grupo Angelini, de estar en estos negocios. Si se ha escuchado lo contrario, porque en algún momento vendimos los seguros generales, eso no es así”, recalca Uriarte. Muy en la línea de la decisión de fomentar su participación en esta área, el grupo decidió incorporar caras nuevas al directorio de Cruz del Sur. A los directores Mikel Uriarte (presidente), Roberto Angelini, Jorge Andueza, José Tomás Guzmán y Gonzalo Soffia, se sumaron los ex ejecutivos de JPMorgan, Tim Purcell y Carlos Ingham, socios de Linzor Capital. “Está pensado que aporten a Cruz del Sur mayor conocimiento y apoyo en las áreas que queremos desarrollar. Es una muestra concreta de la determinación del grupo de dar un paso más agresivo en términos de la presencia en el sector financiero”, enfatiza Uriarte.

 

Aseguran que el team continuará fortaleciéndose en la medida que los negocios actuales vayan creciendo y, por supuesto, si surgen nuevas oportunidades de desarrollo.

 

El mejor equipo

 

Según la descripción de Mikel Uriarte, en esta nueva etapa Christensen tiene un desafio importante: “liderar el mejor equipo de inversiones del mercado”. Una tarea que puede no ser tan fácil, pero en la que sin duda todos muestran mucho entusiasmo. “La principal acción que tiene el área de inversiones es formar un núcleo propio, una unidad de análisis que permita a Cruz del Sur contar con una gestión de inversiones superior”, puntualiza Lehuedé.

 

En una primera etapa, el rol de Christensen estará enfocado principalmente a la búsqueda de oportunidades de inversión para las distintas áreas que componen Cruz del Sur y las líneas de emprendimiento que se defi nan con el tiempo. Pero también aportará sus conocimientos al resto de las empresas del grupo.

 

El ex socio de Moneda Asset Managment dice que tras salir del banco de inversión analizó varias opciones antes de inclinarse por Cruz del Sur y lo que lo atrajo fue la posibilidad de llevar a la compañía a convertirse en un jugador relevante en el área de servicios financieros. “Hay un desafío de crecer y analizar muy bien las opciones de desarrollo, tanto orgánicas como adquisiciones, y me interesa poder participar de ellas”, sostiene.

{mospagebreak}

 

Al analizar el momento económico en que el grupo se apresta a crecer en el negocio financiero, explica que pese a las complejidades derivadas de la crisis financiera en Estados Unidos, es el momento preciso para encontrar oportunidades de inversión de manera seleccionada en activos de buena calidad que puedan haberse visto afectados por la volatilidad imperante. “Si bien no es aconsejable invertir impulsivamente, esta corrección en diversos mercados accionarios, tanto local como extranjeros, ofrece una ventana para extremar el análisis de oportunidades disponibles”, explica. En ese marco, dice que la idea del grupo Angelini es buscar en el estilo que los caracteriza, es decir, de forma muy meditada. “Sin prisa, pero tampoco con pausa”.

 

El team Cruz del Sur

MIKEL URIARTE

Ingeniero comercial de la Católica y MBA por la Universidad de Deusto, España. Es el presidente de la aseguradora, de la administradora de fondos, de la hipotecaria y de Sigma. También es director de Prego y de Agunsa. Trabajó varios años en el grupo español Mapfre, tanto en Chile como en el exterior, siendo su último destino Argentina, donde encabezó el denominado Grupo Cordillera, que reunió a los empresarios y ejecutivos chilenos que encabezaron la expansión trasandina en los 90. Entre otras actividades, es presidente de la Asociación de Aseguradores de Chile, consejero de la fundación de egresados de Economía y Administración de la UC y miembro del directorio del Teatro Municipal de Santiago.

ANDRES LEHUEDE

Ingeniero comercial de la Católica y MBA de UCLA. Antes de llegar a Cruz del Sur, trabajó en el área de inversiones de Citicorp, donde estuvo a cargo de la gestión de inversiones de todos los productos que administraba el banco estadounidense (fondos mutuos, fondos de inversión, fondos de inversión de capital extranjero y carteras individuales). A Cruz del Sur llegó en 2002 a formar la administradora general de fondos, proyecto que se implementó en asociación con Moneda Asset Management. En ese puesto estuvo hasta septiembre de 2007, cuando asumió la gerencia general de la matriz, Cruz del Sur Compañía de Seguros de Vida, reemplazando a Mikel Uriarte, quien asumió la presidencia de la compañía y sus filiales.

AXEL CHRISTENSEN

Ingeniero civil de la Católica y MBA de la Universidad de Stanford. Es un reconocido experto en temas financieros, pues la mayor parte de su carrera ha girado en torno a la gestión de inversiones. Fue gerente de estudios de Citicorp y la AFP Cuprum. Socio de Moneda Asset Management hasta noviembre del año pasado. Además de ser gerente general de Cruz del Sur Inversiones, es asesor externo del Ministerio de Hacienda, director de AES Gener y Aguas Nuevas, consejero de Innova Chile, colaborador de la fundación pro emprendimiento Endeavor y profesor del Programa de Políticas Públicas y Escuela Ingeniería de la Pontificia Universidad Católica.

 


JUAN PABLO ORELLANA

Ingeniero comercial de la Católica y MBA de la misma universidad. Inició su carrera como product manager de AFP Summa, para luego desempeñarme como gerente de ventas de la Compañía de Seguros de Vida El Roble. Posteriormente, fue subgerente de inversiones y estudios de la AFP Summa, cargo que desempeñó hasta la fusión con la AFP Bansander. En el grupo Santander fue subgerente de estudios de Santander Chile Holding y luego subgerente de inversión internacional de la AFP Bansander. En 2006 asumió la gerencia de desarrollo de negocios de la división de Asset Management y Seguros del grupo Santander, cargo que ocupó hasta febrero de 2008, cuando asumió la gerencia general de Cruz del Sur Administradora General de Fondos (AGF).

JAIME BLANCO
Ingeniero civil industrial de la Chile. Comenzó su carrera como analista de sistemas en la Compañía Industrial Indus, para luego desempeñarme como jefe de evaluación y desarrollo de proyectos en la empresa Sigma, del grupo Angelini, a partir de 1984. En 1986 formó parte del equipo que creó y puso en marcha la compañía de seguros Mapfre en Chile, ocupando el cargo de gerente de operaciones. En 1992 se incorporó a Cruz del Sur, ocupando diferentes cargos gerenciales hasta mayo de 2002, fecha a partir de la cual asumió como gerente general de la Administradora de Mutuos Hipotecarios Cruz del Sur, cargo que mantiene hasta hoy.

 

 

Camino recorrido

 

Angelini no sólo es sinónimo de inversiones forestales (Celulosa Arauco), pesqueras (Corpesca) y energéticas (Copec). La historia empresarial del grupo también tiene en su portafolio diversas incursiones en el negocio financiero.

 

Anacleto Angelini fue uno de los fundadores y accionistas más importantes del Banco Nacional del Trabajo, que luego fue absorbido por el Banco Osorno. El grupo también participó en la creación de AFP Summa y la empresa de seguros de vida El Roble. En ambas tuvo una participación del 37,2%, al igual que el grupo Matte, con el cual compartían el control. Los dos conglomerados salieron de estas empresas en 1998, cuando vendieron sus participaciones al grupo Santander.

 

Para orientar los
lineamientos con
una mirada más
independiente, el grupo
incluyó como directores
de Cruz del Sur a
los ex ejecutivos de
JPMorgan, Tim Purcell
y Carlos Ingham, socios
de Linzor Capital.

 

La Compañía de Seguros Generales Cruz del Sur fue la primera inversión en seguros y surgió en 1974. Dos décadas después, el grupo creó la compañía de seguros de Vida Cruz del Sur, la que hoy ha pasado a ser la principal inversión en el sector y el vehículo a través del cual se está potenciando la presencia en el segmento.

 

Luego, en 2002, el grupo entró al negocio hipotecario a través de Hipotecaria Cruz del Sur, la que ha tenido una evolución muy favorable, llegando a ocupar el cuarto lugar del mercado en sólo 5 años. Al año siguiente ingresaron al negocio de los fondos mutuos en sociedad con Moneda Asset Management.

 

Para hacerse una idea de cómo marchan estos negocios, Lehuedé describe que Cruz del Sur Vida viene creciendo fuertemente en los últimos años. En 2007 mostró un alza de 32% en prima directa, muy superior al 21% que creció el promedio de la industria. La compañía maneja una cartera de inversiones que hoy administra unos 1.000 millones de dólares. En tanto, Fondos Mutuos Cruz del Sur mantuvo crecimientos sostenidos en el tiempo, llegando a administrar 350 millones de dólares en algo más de 4 años, superando las proyecciones iniciales y con fondos tremendamente exitosos en términos de rentabilidad. Por su parte, Hipotecaria Cruz del Sur está entre las 4 principales del mercado, donde compite con otros grandes conglomerados financieros, como Bice, ING y Metlife.

 

Y aunque llamen menos la atención del mercado, Vida Cruz del Sur tiene una participación relevante en algunas empresas del grupo Angelini que resultan claves al momento de construir una posición competitiva en el negocio financiero. Por ejemplo, la compañía se servicios informáticos Sigma o el call center Prego. O sea, si se trata de crecer, aquí hay músculo.

Roberto Angelini
“Estamos avanzando en la implementación de un nuevo modelo de negocios para Cruz del Sur”

-¿Qué relevancia asignan al ámbito financiero dentro de los negocios del grupo?

-El grupo ha buscado diversificar sus inversiones y negocios y, en el ámbito financiero, ha estado presente por muchos años. En seguros hemos sido pioneros. Fundamos en 1974 la Compañía de Seguros Generales Cruz del Sur, con la cual se alcanzó una posición de liderazgo en el sector. Desde esa fecha, hemos contribuido al desarrollo de la economía y del sistema financiero a través de distintas iniciativas. En 1992 creamos la Compañía de Seguros de Vida Cruz del Sur, después la Administradora de Mutuos Hipotecarios y, en el año 2003, la Administradora General de Fondos. Actualmente, estamos avanzando en la implementación de un nuevo modelo de negocios para Cruz del Sur, para completar e integrar la atención a nuestros clientes.

-La administración de recursos de terceros (como los fondos mutuos) exige una mayor cercanía con los potenciales inversionistas, generalmente a través de una red de atención. ¿Tienen planes de crecer en ese sentido, por ejemplo, con oficinas a lo largo del país?

-Cruz del Sur cuenta con una red comercial de Arica a Punta Arenas,que se irá potenciando en la medida que el negocio y los clientes lo requieran, utilizando para ello tecnología de vanguardia. Pero lo fundamental es tener y consolidar un equipo de gestión y trabajo de primer orden, liderado por las mejores personas, tanto por sus cualidades profesionales como humanas.

-Dentro de sus planes de desarrollo, ¿contempla la expansión a otros negocios financieros, como bancos, fondos de pensiones o corredoras de bolsa?

-Actualmente, nuestro interés está centrado en los negocios financieros a los que me referí anteriormente. Con respecto a otras alternativas, hoy no tenemos nada concreto.

-¿Qué significado tiene la incorporación de terceros, como Carlos Ingham y Tim Purcell, al directorio?

-Es importante y necesario tener opiniones de directores externos. Además, en este caso particular, se integran a nuestro directorio personas con gran experiencia y conocimiento del mercado financiero nacional e internacional.