Ayer, la periodista Isabel Ovalle conversó con el presidente de la Multigremial de Emprendedores en Capital TV. Este es un extracto de esa conversación.

  • 19 junio, 2020

A la espera de que se firme un pacto de no violencia, Juan Pablo Swett, a través de la Multigremial de Emprendedores que preside, cuenta que está brindando apoyo a los locales de Plaza Italia que fueron vandalizados durante el estallido social de octubre. Parte del proyecto es la creación de una página web para visibilizar los negocios de los 40 emprendedores y 30 microempresas que se vieron afectados, además de asesorarlos en materia financiera para que puedan volver a levantarse y comprar mercadería nuevamente. Uno ve información a través de redes sociales y es cosa de ver los comentarios que existen entre los políticos. Tenemos una clase política muy polarizada que le cuesta mucho llegar a acuerdos y creo que los 12.000 millones de dólares anunciados en este gran acuerdo, pueden significar pan para hoy hambre para mañana si una vez que superemos la crisis sanitaria, vuelve la violencia”, dice. Y agrega: “Acá tenemos que considerar que desde el mes de octubre solamente por temas de violencia se saquearon y vandalizaron más de 15 mil pequeños comercios. No solamente es Plaza Italia, es en todas las Plazas de Armas de Chile que hubo problemas”

-¿Cuáles son las atribuciones reales que tiene el gobierno de mantener y de ejercer este acuerdo de no violencia?

-El gobierno solo no tiene tanta capacidad, por eso nosotros llamamos a este acuerdo, al final lo que vimos nosotros en octubre fue políticos de oposición aplaudiendo las demandas sociales a través de todas estas marchas que se hicieron y cuando veíamos que había un pequeño incendio en una esquina, ahí había dos o tres emprendedores perdiéndolo todo y muchos políticos minimizaron eso, como si fueran hechos aislados. En ese sentido creo que el gobierno solo no tiene mucha capacidad de reacción, pero si todo el centro político se pone de acuerdo en condenar la violencia y entiende que detrás hay gente, hay emprendedores que han apostado muchos ahorros de su vida, es diferente. En octubre se decía que daba lo mismo que 10 mil personas fueran violentas porque habían 500 mil de manera pacifica. Pero esos 10 mil acabaron con la vida de muchos emprendedores.

Desafío a Briones

Swett está optimista con la llegada de Sebastián Sichel a BancoEstado. Dice que desde hace algún tiempo que la institución financiera es una preocupación para el gremio: solicitaban constantEmente que tuviera una labor más activa y social en la ayuda a generar más empresas. “La liquidez no estaba llegando a los más chicos. Sichel viene a corregir esa falencia, su paso por Corfo y el Ministerio de Desarrollo Social, lo hace una persona idónea para poder llegar a este segmento del mercado que son los microempresarios”, asegura.

-En twitter desafiaste al ministro de Hacienda Ignacio Briones ¿Qué te gustaría debatir con él?

-Quiero debatir cuáles son las empresas en Chile, porque el ministro Briones hace un par de semanas empezó a acomodar un poco el millón de empresas que habían prometido y que iban a llegar el FOGAPE: dijo que solamente había 400 mil compañías en Chile que facturaron los 12 meses del año y que generaban empleo. Eso nos parece una vergüenza en términos de dejar fuera a muchos microempresarios y emprendedores que generan empleo día a día. Hay que recordar que no todas las empresas facturan los 12 meses: los agricultores facturan 3 meses al año, el resto del tiempo cosechan; una empresa de turismo en la Patagonia, probablemente factura entre los meses de noviembre y marzo, el resto del año no factura. Por lo tanto, ese criterio no nos parece que sea la razón por la cual eximirse de las 400.000 empresas. De hecho, hoy la banca dice que ya van a llegar a casi un 50% de crédito con las empresas elegibles para el FOGAPE. Entonces esta cifra que ya la corrigió el Ministro de Hacienda, ahora la toma la banca y se muestra como que van a llegar al 50% de las empresas elegibles. Los números son claros: según el SII existen 1.012.000 micro, pequeñas y medianas empresas que facturan en Chile año a año. Y, adicionalmente, el Ministerio de Economía habla de un millón de emprendedores informales. Entonces al decir que solamente son 400 mil las empresas que «importan» para entregarle estos créditos FOGAPE, se está dejando afuera a muchos.

-¿Cómo crees que debe ser la reconversión de los emprendedores y de estas pymes en esta nueva realidad?

-Aquí hay un tema importante: los emprendedores no quiebran como quiebran las grandes empresas. Los emprendedores dejan de trabajar un rut y probablemente tratan de reconvertirse como sean. Otro dato interesante es que de los 2 millones de emprendedores que hoy día existen según la empresa de menor tamaño del Ministerio de Economía, más de la mitad es su segunda o tercera empresa que intentan emprender, entonces el emprendedor está acostumbrado a reinventarse, a fracasar y levantarse. En este sentido creo que esta crisis va a ser mucho más fuerte que otras. Muchos van a terminar endeudados y la reconversión va a venir de la mano de dos cosas: Una, obviamente tratar de buscar ahorros para volver a emprender. Y lo segundo, buscar oportunidades donde se están dando, probablemente el sector tecnológico, transformación digital, distribución y logística. Van a venir oportunidades importantes y ya cuando pase más la pandemia, esperamos que también el sector turístico pueda ser un sector que se pueda reinventar y volver a pararse.