El medio estadounidense publicó un artículo que comprime las más de 2.000 páginas de documentos con inéditas entrevistas a personajes que jugaron un papel clave en el conflicto armado más largo de la historia de Estados Unidos, tanto generales, diplomáticos, trabajadores humanitarios y funcionarios afganos.

  • 11 diciembre, 2019
The Washington Post investiga conflicto Afganistán

Este «tesoro confidencial» -como lo define el Washington Post- revela que altos funcionarios estadounidenses no dijeron la verdad sobre la guerra de Afganistán, haciendo pronunciamientos optimistas, sabiendo que eran falsos, sobre las posibilidades de ganar. Hoy -dieciocho años después de iniciado el conflicto- es de conocimiento general que ese optimismo era infundado, y Estados Unidos lo sabía.

Según explica el medio, el gobierno intentó proteger la identidad de los entrevistados y -tras una batalla legal de tres años- lograron la liberación de los documentos bajo la Ley de Libertad de Información.

«No sabíamos lo que estábamos haciendo», señala el general del ejército Douglas Lute, que sirvió como zar de guerra afgano de la Casa Blanca durante las administraciones de George Bush y Barack Obama, a los entrevistadores del gobierno.

Desde 2001, el Departamento de Defensa, el Departamento de Estado y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional han gastado o asignado entre US$934 mil millones y $978 mil millones de dólares, de acuerdo con una estimación ajustada a la inflación calculada por Neta Crawford, profesora de ciencias políticas y codirectora de los costos de Proyecto de guerra en la Universidad de Brown.

Esas cifras no incluyen el dinero gastado por otras agencias, como la CIA y el Departamento de Asuntos de Veteranos, que es responsable de la atención médica de los soldados heridos.

Los documentos contradicen una larga lista de declaraciones públicas de presidentes de Estados Unidos, Comandantes militares y diplomáticos que aseguraron a los estadounidenses «año tras año que estaban progresando en Afganistán y que valía la pena luchar contra la guerra».

Para leer la nota completa en el idioma original, haz click aquí.