A fines de abril, el precio de una tasa de café era de 190.000 bolívares. Esta semana se disparó a 2.000.000 de bolívares. El aumento de tres meses equivale a una tasa anualizada de 1.227.638%.

  • 26 julio, 2018

Apenas unos días después de que el Fondo Monetario Internacional sorprendiera proyectando que la inflación en Venezuela llegará a 1.000.000% este año, los datos reales sugieren que esa cifra puede ser incluso demasiado conservadora.

El precio de una taza de café medido por el Índice Café con Leche de Bloomberg se disparó a 2.000.000 de bolívares esta semana, frente a los 1.400.000 bolívares de la semana pasada. A fines de abril, el precio era de 190.000 bolívares. Ese aumento de tres meses equivale a una tasa anualizada de 1.227.638%. (La tasa de inflación de los últimos 12 meses, aunque todavía está fuera de control, es muy inferior por ahora: 86.857%).

En su informe emitido esta semana, el FMI comparó la crisis económica de Venezuela con algunas de las peores de la historia, como la de Alemania en la década de 1920 y Zimbabue hace una década.

La hiperinflación en Venezuela se arraigó durante el último año, sumiendo aún más a la población en una profunda pobreza, al tiempo que el presidente Nicolás Maduro intensifica las políticas de impresión frenética de dinero de su gobierno.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.