Disfrazado de repartidor de Fedex, se cree que el abogado Roy Den Hollander atacó a balazos la casa de la jueza federal Esther Salas, quien está a cargo de llevar a cabo el caso de las cuentas bancarias de Jeffrey Epstein en el Deutsche Bank. Su hijo de 20 años murió tras un disparo al corazón mientras que su marido, Mark Anderl (63) se encuentra en estado crítico. Poco después del suceso, Den Hollander se habría quitado la vida.

  • 21 julio, 2020