Actualización:  Al mismo tiempo que comenzó a caer la noche en Roma, a las 19.41, la chimenea de la Capilla Sixtina en la Basílica de San Pedro desprendió un denso humo negro, señal de todavía no ha sido elegido el sucesor de Benedicto XVI. Nada de extraño tiene este suceso, ya que durante los últimos […]

  • 12 marzo, 2013

Actualización:  Al mismo tiempo que comenzó a caer la noche en Roma, a las 19.41, la chimenea de la Capilla Sixtina en la Basílica de San Pedro desprendió un denso humo negro, señal de todavía no ha sido elegido el sucesor de Benedicto XVI.

Nada de extraño tiene este suceso, ya que durante los últimos 15o nunca los cardenales han logrado llegar a un acuerdo durante la primera o segunda jornada del cónclave.

Los cardenales, que durante estos días permanecen en reclusión en la la sede vaticana de Santa Marta, regresarán a la Capilla Sixtina este miércoles por la mañana, para continuar con las votaciones, según informa New York Times.

____________________________________________________________________________________________

 

Actualización: Los 115 cardenales electores ya han ingresado a la Capilla Sixtina para dar inicio al cónclave que elegirá al sucesor de Benedicto XVI como el líder de la Iglesia Católica, informa El País.

Se necesitan 2/3 de los votos, es decir 77, para que uno de los candidatos sea elegido el nuevo Papa.

_____________________________________________________________________________________________

Los 115 cardenales electores asistieron esta mañana en Roma a una misa especial en la Basílica de San Pedro, para prepararse para dar inicio a un cónclave histórico que elegirá al Sumo Pontífice, que reemplazará a Benedicto XVI, quien sorprendió al mundo con su inesperada abdicación, siendo el primer Papa que renuncia en los últimos 600 años.

Esta tarde, los cardenales, todos menores de 80 años, procederán al interior de la Capilla Sixtina para comenzar con la deliberación secreta. Durante este proceso todo tipo de comunicación y aparatos electrónicos será bloqueado.

En la Capilla Sixtina los cardenales escucharán una meditación, antes de realizar una primera votación, en la que luego los papeles serán quemados. Votarán 4 veces al día, 2 en la mañana y 2 en la tarde, hasta que dos tercios de ellos acuerden en un candidato.

Durante la tarde, por la chimenea de la capilla sixtina probablemente saldrá humo negro, que significa que el papa aún no ha sido elegido. El humo blanco será el indicador de que la Iglesia Católica ya tiene un nuevo pastor, seguido de la famosa frase “Habemus Papam” (Tenemos Papa).

Los candidato que se dice son los más populares para suceder a Benedicto XVI, quien ahora es llamado Papa emérito, son el cardenal Angelo Scola de Milán, el brasilero Odilo Scherer y el estadounidense Timothy Dolan.

Sin embargo, según el corresponsal de BBC en Roma, James Robbins, la abdicación de Benedicto XVI y el daño en la reputación de la Iglesia en los últimos años hacen que la elección sea especialmente difícil de predecir.

Para más información visita BBC News.