Pasadas las 14:30 de esta tarde, el diputado del Movimiento Autonomista, Gabriel Boric, se refirió al Trastorno Obsesivo que sufre y que lo obligó a presentar licencia médica el 20 de septiembre de este año. 

  • 16 octubre, 2018

“Desde chico fui diagnosticado con un Trastorno Obsesivo Compulsivo que durante muchos años naturalicé y mantuve a raya a punta de tratamientos intermitentes. La presión de la pega, sumado a mi irresponsabilidad de no tratar este tema con seriedad hizo que el TOC interfiriera mi vida cotidiana”, señaló Boric a través de su cuenta de Instagram.

“Para los que no lo conocen, el TOC es una enfermedad que consiste en pensamientos sumamente invasivos, que obligan a realizar determinadas acciones repetitivas contra las cuales es difícil luchar. El TOC no es sencillamente ser ordenado, muy preocupado por la limpieza o la caricatura que últimamente han hecho algunas películas. Es una batalla permanente con la mente, que puede afectar la vida cotidiana y que es muy desgastante. Afortunadamente también tiene solución. Hoy en Chile mucha gente tiene TOC u otras enfermedades mentales y no lo sabe o le da vergüenza asumirlo por el prejuicio que implica en la sociedad”, agrega el parlamentario.

Haciendo un llamado a normalizar el hablar de salud mental en nuestro país, Boric señala que espera poder ser un aporte en el debate. “Si bien estas enfermedades no se ven como una fractura ni sangran como un corte, están ahí y se pueden enfrentar”.

Durante las últimas dos semanas el diputado estuvo hospitalizado de manera voluntaria en el Hospital Psiquiatrico de la Universidad de Chile. “Afortunadamente me fue bien, me dieron de alta y estaré con licencia un par de días más para ir retomando progresivamente la pega que tanto me hace sentido para contribuir a que nuestro país sea un lugar más justo para vivir, especialmente para l@s desplazados, l@s marginados, l@s que no vemos”.

El post de Instagram finaliza con un agradecimiento a los funcionarios del Hospital, a su familia, equipo y amigos.