La empresa no puede pagar US$ 190 millones a inversionistas y acreedores. Según su viuda, “él era el único responsable del manejo de los fondos y las monedas” informó el diario canadiense The Globe and Mail.

  • 4 febrero, 2019

QuadrigaCX, compañía de intercambio de criptomonedas canadiense, dice que no puede pagar la mayor parte de los 190 millones de dólares en inversiones de clientes después de que su fundador Gerald Cotten, de 30 años, y la única persona que conocía las contraseñas de la “cartera fría” (monedero para almacenar monedas virtuales que no se conecta a Internet), falleciera inesperadamente en la India en diciembre de 2018, informó el diario canadiense The Globe and Mail.

En una declaración jurada ante el Tribunal Supremo de Nueva Escocia, la viuda Jennifer Robertson dijo que QuadrigaCX les debe a sus clientes unos 190 millones de dólares tanto en criptomonedas como en dinero regular. QuadrigaCX se declaró en quiebra porque dice que no puede acceder a los fondos almacenados en el monedero.

Cotten falleció el 9 de diciembre y según su viuda, “él era el único responsable del manejo de los fondos y las monedas”. Hasta ahora, la mujer ha declarado que tampoco puede acceder al teléfono celular de su marido, porque desconoce la contraseña y que un experto técnico reclutado por la empresa tampoco ha conseguido entrar al sistema. La mujer también dice que Cotten no dejó registros.

CNN alertó el fin de se semana que existen informes que sugieren la existencia de alguna estafa, ya que, en enero de 2018, las cuentas de QuadrigaCX fueron congeladas por irregularidades en el procesamiento de pagos.