Tras tomar la decisión de no repostular al senado, el ex presidente Eduardo Frei tuvo una ajetreada semana que incluyó viajes por Sudamérica. Lejos de recluirse, los planes de Frei son seguir moviéndose en la política. Desde el extranjero le han ofrecido un par de cargos, pero el que más le seduce es el de […]

  • 22 marzo, 2013

Tras tomar la decisión de no repostular al senado, el ex presidente Eduardo Frei tuvo una ajetreada semana que incluyó viajes por Sudamérica. Lejos de recluirse, los planes de Frei son seguir moviéndose en la política. Desde el extranjero le han ofrecido un par de cargos, pero el que más le seduce es el de presidir la Internacional Demócrata Cristiana.

En septiembre pasado, la Organización Demócrata Cristiana de América (OCDA) lo eligió como candidato unánime en un congreso en Roma. El actual presidente de la agrupación es el italiano Pier Ferdinando Casini y su período vence a mediados de año. Por estatuto, un período le toca presidirlo a Europa y otro a América latina, y hasta ahora Frei no tiene ningún contendor local, por lo que tampoco ha sido necesario hacer campaña.

Según cuentan, Frei aceptaría feliz el cargo ad honorem, el cual le significará una agenda llena de viajes, congresos y reuniones con otros líderes de los partidos que conforman la agrupación.