El partido con mayor influencia en Brasil recibió un duro golpe ayer, al conocerse que el fiscal general, Rodrigo Janot, pidió el arresto de una serie de sus representantes de más alto cargo. La autoridad solicitó al Supremo Tribunal Federal (STF) que autorice las detenciones del presidente del senado, Renán Calheiros; del senador y ex […]

  • 8 junio, 2016

michel-temer

El partido con mayor influencia en Brasil recibió un duro golpe ayer, al conocerse que el fiscal general, Rodrigo Janot, pidió el arresto de una serie de sus representantes de más alto cargo.

La autoridad solicitó al Supremo Tribunal Federal (STF) que autorice las detenciones del presidente del senado, Renán Calheiros; del senador y ex ministro de Planificación del actual gobierno, Romero Jucá; del ex presidente del país y ex senador, José Sarney, y del ex titular de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, todos miembros del Partido Movimiento por la Democracia (PMDB), al que también pertenece el actual jefe de Estado, Michel Temer.

Contra los cuatro miembros del oficialismo pesan los cargos de usar su influencia política para intentar obstruir las investigaciones de corrupción al interior de la petrolera estatal, Petrobras, conocidas como “Operación Lava-Jato”.

La solicitud de Janot, que ingresó al STF hace una semana, fue dada a conocer ayer por el diario brasileño O Globo y, más tarde, confirmada por otros diarios del país.

De concretarse, los arrestos podrían debilitar el gobierno de Temer, quien busca sumar apoyos en el senado para destituir a la presidenta Dilma Rousseff, en medio de un juicio político acusada de manipular las cuentas fiscales para esconder el déficit del país.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.